Skip to content Skip to footer

Parece que la Fiscalía protege a EPN y allegados; engaña a AMLO: Lozoya Thalmann, según el País

Emilio Lozoya es acusado de asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho por el caso Odebrecht

Una serie de conversaciones grabadas a las que tuvo acceso el medio español evidenciaron que Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, y su familia generaron acuerdos con la Fiscalía General de la República (FGR) en 2019 para que él y su madre fueran extraditados a México y se les concediera prisión domiciliaria.

No te pierdas: Filtran audios que exhiben colaboración entre Gertz Manero y Emilio Lozoya

Emilio Lozoya es acusado de asociación delictuosa y lavado de dinero por la compra a sobreprecio de la planta de Agronitrogenados. Además, por el caso Odebrecht se le imputan estos mismo delitos y cohecho. Lozoya fue detenido en febrero de 2020 en España y su proceso de extradición comenzó el 16 de julio de ese mismo año.

Intervención de teléfonos de la familia Lozoya

De acuerdo con El País, la Fiscalía buscaba presionar a la familia Lozoya con las órdenes de arresto en contra de Gilda Austin y Solis –madre–, Gilda Lozoya Austin –hermana– y contra el exdirector de Petróleos Mexicanos. Por ello, intervino los teléfonos de la familia para conocer sus conversaciones privadas.

“El acecho a la familia alcanzó tal punto que el 30 de agosto las autoridades realizaron un cateo en la casa del esposo de Gilda Lozoya Austin. Buscaban ejecutar la orden de aprehensión contra la hermana del exdirectivo de la petrolera. Pero lo hicieron después de haber escuchado en las comunicaciones de julio, un mes antes, acerca del plan para sacarla del país. No la encontraron allí”, señala el medio.

Dos meses después, la Fiscalía logró acorralar a la familia, por lo que comenzó la negociación entre Emilio Lozoya Thalmann, padre del exdirector de Pemex, el fiscal Gertz Manero y el subprocurador Juan Ramos. Según el medio español, mantuvieron reuniones y llamadas telefónicas en donde acordaron la extradición de Emilio Lozoya y Gilda Austin y Solis a México a cambio de llevar el proceso judicial en sus casas.

En una de las conversaciones filtradas entre Thalmann y su secretaria, él señala que “da la impresión de un pacto en que engañan al presidente [López Obrador] y se protege al expresidente [Enrique Peña Nieto], al exsecretario de Hacienda, [Luis] Videgaray, y a otros”. Lo anterior mientras denuncia una persecución contra su esposa, por lo que se queja de que “las instituciones se usen para fines propios, abusos y venganzas”.

El País también explica que “los acuerdos” entre la Fiscalía y la familia Lozoya son un delito, pues “no podía asesorar ni guiar a la parte acusada”.

Prisión domiciliaria

El fiscal y el subprocurador recomendaron que los abogados de Gilda Austin solicitaron la prisión domiciliaria argumentado un problema de salud. El 2 de noviembre de 2019, la madre de Lozoya es extraditada. “A su llegada al país, la mujer le marca a Lozoya Thalmann desde el hangar de la FGR en el aeropuerto para avisarle que la llevarán a Reclusorio Norte”; pero su esposo la tranquiliza y le dice que el objetivo es que se le otorgue arresto domiciliario.

Por su parte, Emilio Lozoya fue arrestado en España en febrero de 2020 y permaneció en prisión hasta julio de ese mismo año, cuando fue devuelto a México; también, argumentó problemas de salud para no pisar la cárcel.

Después de su regresó acusó al expresidente Peña Nieto y al exsecretario Luis Videgaray “de usar el dinero de los sobornos de Odebrecht para campañas electorales”; pero esto no ha sido probado. Además, no se sabe qué recibió la Fiscalía por colaborar con la familia Lozoya.

Te puede interesar: Peña Nieto: la vida política de un mexiquense marcada por la corrupción y violencia

En noviembre del 2021, Emilio Lozoya perdió la prisión domiciliaria, pues se filtraron imágenes en donde se le ve en un lujo restaurante en las Lomas de la Ciudad de México; su hermana continúa prófuga y su madre en prisión domiciliaria.