Skip to content Skip to footer

Pelea de priístas, señala Alito a gobernador de Hidalgo como sumiso y entregado

La pelea entre los priístas se derivó de la decisión del Comité Nacional del PRI de que el PAN liderara la coalición para la gubernatura de Hidalgo.

El dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Alejandro Moreno, confirmó la alianza con el PAN y PRD en los estados de Hidalgo, Tamaulipas, Aguascalientes y Durango; rumbo a las elecciones de 2022, donde se renovarán 6 gubernaturas. ‘Alito’ afirmó que el PRI se encontraba listo y no entregaría ningún estado.

“estamos listos para enfrentar los procesos electorales del 2022, con los que se renovarán las gubernaturas de seis entidades federativas, y va por el triunfo en cada contienda […] el PRI no va a entregar ninguna entidad”, dijo.

Para el Estado de Hidalgo, el PRI determinó que la candidatura se basará en lo que resulte el proceso de interno de selección y postulación de Acción Nacional, pues este liderará la candidatura en esa entidad, históricamente priísta.

Peleas internas en el PRI

En respuesta a esta situación, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, emitió su opinión en contra de la decisión; lo que calificó como uno más de los agravios en contra de la militancia.

Tras el posicionamiento, el presidente nacional del PRI, afirmó que los intereses de Fayad eran meramente personales, pues tenía todas las intenciones de entregar el estado de Hidalgo a Morena ya que ha demostrado su sumisión y entreguismo con el poder.

En respuesta a esto, Fayad recalcó lo siguiente: “A todo el priismo que ha mostrado su molestia e indignación por esta traición, le refrendo mi convicción a los principios y valores en los que creo y me he forjado. @PRI_Nacional […] como priista, en el marco de la Ley, acompañaré a quienes han decidido dar la batalla por la democratización del partido y el respeto a las dirigencias y consejeros estatales“.