Skip to content Skip to footer

Promueve UAEM el teatro

Considerar la experiencia teatral como un derecho social e instrumento educativo para la población, debe ponderarse para la consolidación de una compañía de teatro en la Universidad Autónoma del Estado de México, aseveró el reconocido dramaturgo mexicano Luis Fernando de Tavira Noriega.

En el Teatro Universitario “Los Jaguares” de la UAEM, Luis de Tavira expresó su reconocimiento a esta casa de estudios por el impulso de un proyecto teatral que tiene como propósito detonar la conciencia cultural y cuya iniciativa requiere de una profunda reflexión, en la cual por supuesto, deben participar alumnos, investigadores y docentes.

En el marco del ciclo de conferencias que organiza la Dirección de Promoción Artística de la Secretaría de Difusión Cultural de la Autónoma mexiquense, con el objetivo de delimitar las líneas de trabajo para ofrecer al público una cartelera teatral de calidad, el también dramaturgo galardonado en 2006 con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes resaltó la importancia de pensar al teatro como un proyecto de difusión y promoción de la cultura.

Acompañado por el docente e investigador de la Licenciatura en Artes Teatrales de la Máxima Casa de Estudios mexiquense, Jesús Angulo, aseveró que “es importante que la sociedad reconozca la cultura como una experiencia de disfrute y no como un lujo burgués o una manifestación folclórica para un mercado turista”.

“El escenario debe ser la expresión más clara de las aspiraciones humanas”, enfatizó Luis de Tavira, quien fundó el Taller de Teatro Épico de la Universidad Nacional Autónoma de México; agregó que “la gran mayoría de la población mexicana nunca ha asistido a ninguna presentación teatral, pues las inversiones se destinan únicamente a los principales centros urbanos, lo que excluye a comunidades de carácter rural o a quienes no tienen posibilidades económicas para asistir a estos espectáculos”.

Durante la conferencia que dictó a estudiantes universitarios, el dramaturgo mexicano refirió que para la instauración de un teatro universitario es necesario conocer qué tipo de espectador se quiere formar y qué misión social se busca establecer.