Skip to content Skip to footer

“Protestamos en CDMX porque en Edomex no nos escuchan”: colectivo Haz Valer Mi Libertad

Con esta ya son dos manifestaciones que este colectivo mexiquense realiza en la capital en lo que va del año

Ricardo Monares, ¡libertad! Jaime Omar López Almazán, ¡libertad! Alan Morales González, ¡libertad! Alejandro Jiménez, ¡libertad! Eduardo Sandino, ¡libertad! Antonio Nieto, ¡libertad!” fueron los primeros nombres de personas que, de acuerdo con sus familiares, se encuentran injustamente presas en diversas cárceles del Estado de México y que pronunciaron las y los integrantes de la plataforma Haz Valer Mi Libertad en el Monumento a la Revolución, en la Ciudad de México.

Te puede interesar: Mamás que cuidan la inocencia cautiva

Esta es la segunda vez durante el año que el colectivo mexiquense traslada sus manifestaciones a la capital del país para amplificar sus demandas que, desde hace un año, han expresado en diversos espacios del Edomex: una amnistía que funcione eficazmente y libertad para las personas que se encuentran en prisión a causa de la fabricación de delitos.

“Rey López Jurado, ¡libertad! Ricardo González, ¡libertad! Santiago Ramos, ¡libertad! Encarnación Marín González, ¡libertad!”, siguieron gritando los familiares que pudieron asistir a la movilización de este miércoles 29 de junio y que después del pase de lista avanzaron por las calles aledañas al Monumento a la Revolución.

En Edomex se castiga la pobreza  

Lady Placido, una de las voceras del colectivo, expresó durante la caminata que en el Edomex no han escuchado sus protestas, que en la entidad se castiga la pobreza, la juventud, el ser moreno. “Alfredo Del Mazo, ¿hasta cuándo vas a liberar a los inocentes? Pero hasta donde te los lleves, hasta allá vamos a ir”, dijo respecto a las personas privadas de su libertad que han sido trasladadas a otros penales del país. “Aquí, allá, los vamos a sacar”, gritaban por las calles en el centro de la CDMX.

Las acciones para denunciar esos trasladados —que a decir de las y los familiares se han cometido sin previo aviso— comenzaron con un viaje al Cefereso No. 4, en Nayarit, donde se encuentran personas privadas de su libertad cuyas familias forman parte de la plataforma que nació en el Estado de México.

Te recomendamos: “Aquí y en Nayarit son inocentes”