Rechazan cierre de comercios por Cumbre de Líderes

A dos semanas de la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama; del primer Ministro de Canadá, Stephen Harper; y del presidente de México, Enrique Peña Nieto, el Secretario General de Gobierno del Estado de México, Efrén Rojas Dávila garantizó que “no habrá estado de sitio ni parálisis de servicios” en el primer cuadro de Toluca.

Sin embargo admitió que derivado de las condiciones de seguridad y logística de los servicios de inteligencia de los tres países, los trabajadores del Ayuntamiento, del gobierno del estado y sus poderes tendrán que laborar en oficinas alternas.

Luego de anteponer la proyección internacional de la capital del estado y de la propia entidad por tan importante reunión de dignatarios, Rojas Dávila dijo que ya se tiene definido el polígono que será ocupado por todo el aparato que implica tener a Obama, Harper y Peña en la capital mexiquense.

“No habrá un estado de sitio, obviamente sí les comento que el Estado Mayor Presidencial y las agencias de seguridad de Estados Unidos y Canadá están haciendo su trabajo. No habrá parálisis ni de la autoridad estatal, ni de los poderes del estado, tampoco de las actividades comerciales”, afirmó.

El responsable de las políticas internas del Estado de México no abundó en los lugares donde se llevará la Cumbre de Líderes de América del Norte el próximo 19 de febrero, pero aceptó que esa información es exclusiva de los servicios de inteligencia involucrados.

“Los servidores públicos van a trabajar y en su caso, estarán trabajando en oficinas alternas. En el caso de los establecimientos comerciales de este primer cuadro no habrá tal daño y no habrá un cierre indiscriminado, tenemos perfectamente delineado el polígono que estará resguardado para las actividades y oportunamente lo vamos a informar”, añadió.

Los trabajos de remodelación y culminación de obras en el primer cuadro de Toluca van a marchas forzadas y este miércoles cerraron la calle de Nicolás Bravo, en el tramo de Lerdo a Santos Degollado, a un costado de Palacio de Gobierno, donde se realizarán obras de remoción sobre el asfalto.