Recorte de 75% al presupuesto para pueblos indígenas en 2022, proyecta Edomex

El proyecto del Presupuesto de Egresos del Gobierno del  Estado de México para 2022 —que está siendo analizado por la LXI Legislatura— contempla entregar 36 millones 411 mil 620 pesos para pueblos indígenas, lo que significa un recorte de más de 100 millones de pesos y el presupuesto más bajo en el gobierno de Del Mazo.

Se trata de un recorte del 73 por ciento respecto al 2021 con el que se concentrarían todos los recursos en el Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas; recibiendo 38 millones 781 mil 062 pesos.

De aprobarse la reducción, el gobierno de Alfredo del Mazo mantendrá por tercer año consecutivo los recortes a los pueblos indígenas y su presupuesto representará apenas el 10.4% de lo que se destinó en 2019 —año en el que el sector fue más beneficiado—;  afectando con esto las políticas públicas que atienden a las poblaciones más marginada del Edomex.

Resultados débiles

De acuerdo con el cuarto informe de resultados de Alfredo del Mazo, en el Estado de México el alcance de los programas ha sido escaso. En el cuarto año de gobierno se enlistan las siguientes acciones:

  •  10 mil beneficiarios de 114 mil canastas alimentarias
  • 800 personas participantes  de 13 eventos para resguardar las costumbres y tradiciones indígenas
  • 22 personas vinculadas con el desarrollo integral indígena participaron en el  Diplomado en Lengua y Cultura Otomí
  • 31 mil 288  indígenas migrantes alumnos de preescolar y primaria que fueron atendidos de manera especial en clases
  • 2 mil 200 personas indígenas recibieron asesorías presenciales y virtuales de orientación legal
  • Mil 400 personas recibieron diversos servicios a través de jornadas asistenciales
  • El Programa Familias Fuertes Vivienda Indígena Digna entregó 700 apoyos, en beneficio de 2 mil 730 mexiquenses
  • 2500 personas participaron en las actividades del Centro Regional de Atención a Mujeres Rurales e Indígenas (CRAMRI).

Si se toma en cuenta toda la población objetivo del programa solo se benefició a 50 mil 510 indígenas; además, la mayoría de las ayudas son de impacto momentáneo y se reducirán con el recorte presupuestal.

Desaparecen los indígenas del Edomex

En contraste con la controversia constitucional  promovida por el Gobernador del Estado de México Alfredo Del Mazo Maza contra el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) por los datos arrojados en el Censo de Población 2020, el cuarto informe de gobierno hace referencia a los datos de este censo para referirse a la población indígena. 

“Con base en datos del Censo de Población y Vivienda 2020 del INEGI, en el territorio mexiquense habitan 417 mil 603 personas de tres años y más hablantes de alguna lengua indígena” señala el documento. 

Sin embargo, los criterios del censo 2020 del INEGI  no permiten  identificar adecuadamente a la población indígena. De acuerdo con la institución, se reconoce a un indígena cuando habla una lengua; pero excluye el criterio de autoadscripción con el que sí cuenta la población afrodescendiente.

Esto sucede pese a que otras instancias como el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) han buscado incluir la autoadscripción en el ámbito jurídico, de planeación y atención de políticas públicas. 

El Atlas de los Pueblos indígenas 2015 del INPI contabiliza en Edomex una población de 1 millón 097 mil 666 habitantes,  lo cual quiere decir que los programas estatales alcanzan apenas al 4.6 % de la población indígena.

CEDIPIEM el mal manejo de recursos

El ejecutivo busca destinar todo el presupuesto de este sector al Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas del Estado de México (Cedipiem). De acuerdo con una nota publicada por este medio, esta dependencia dejó sin ejercer 53 por ciento de su presupuesto en los últimos 3 años, de los 355 millones de pesos que recibió, utilizó solo 166 millones.

Con los cambios previstos, la dependencia dispondría de aproximadamente 4 millones de pesos más respecto a 2021, una escasa variación que mantendría fundamentalmente los programas sociales que existieron en este año. 

Uno de ellos es el Programa de Desarrollo Social Familias Fuertes Desarrollo Integral Indígena. Según las reglas de operación de este año, aporta el 80% del costo total de un proyecto productivo de hasta 80 mil pesos; sin embargo, su alcance es tan limitado que ni si quiera se menciona en el cuarto informe de gobierno.

Los otros programas son el  del Familias Fuertes Niñez Indígena que es la entrega de una canasta alimentaria hasta por 10 ocasiones en el año. También, está la acción social Orgullo Originario EDOMÉX, que consiste en apoyos de hasta 300 mil pesos para resguardar las costumbres y tradiciones indígenas, pero solo se ejercieron 13 en 2021. 

El análisis permite estimar que el recorte afectará a los sectores más marginados del Edomex; situación que se agudiza debido a la pandemia y alta inflación por las que atraviesa el país.