Skip to content Skip to footer

Recuerdan en la Berlinale a Hoffman

Philip Seymour Hoffman tenía un billete de avión para venir a Berlín. Esta tarde iba a pisar la capital alemana para promocionar en el mercado God’s pocket, la película que estrenó en Sundance, y cerrar la financiación de Ezekiel Moss, un drama en la época de la prohibición del alcohol en Estados Unidos, que iban a protagonizar Amy Adams y Jake Gyllenhaal y que Philip Seymour Hoffman quería dirigir.

Pero eso nunca ocurrirá, ya que el cuerpo del ganador del Oscar por Truman Capote fue hallado por un amigo guionista el pasado domingo por la mañana en su casa de Manhattan, víctima aparente de una sobredosis de heroína –aún no hay confirmación oficial del forense-. La organización del festival ha decidido proyectar Truman Capote en su honor en una copia especial en celuloide.

Hoffman no era un extraño en Berlín. Participó en el festival con títulos como la mencionada Truman Capote, El talento de Mister Ripley o Magnolia. La presentación de Ezekiel Moss –Hoffman llevaba años con este guion- estaba preparada para vendedores internacionales este fin de semana en la Soho House del mercado de la Berlinale. Por ahora, la empresa encargada de estas ventas, Exclusive Media, ha parado el proceso a la espera de ver qué ocurre con el proyecto.

En cuanto a God’s pocket se muestra a los vendedores internacionales en las oficinas de Electric Entertainment. Philip Seymour Hoffman no solo era el protagonista de este drama, sino también el productor. Por supuesto, se ha anulado la fiesta cóctel prevista para su recibimiento. En Berlín, el actor era muy popular y conocido  por ser este un certamen que acoge, para sus ventas fuera de Estados Unidos, muchos de los largometrajes que se han proyectado hace pocas semanas en Sundance, un tipo de trabajos en los que Hoffman era uno de los grandes.

(Con información de El País)