Skip to content Skip to footer

Se dice que

Por supuesto que el senador Higinio Martínez es un actor protagónico de Morena en el Estado de México, podría considerársele hasta una celebridad

Hasta ayer, más de 21 mil 625 mexiquenses habían muerto por COVID-19 y 169 mil se habían contagiado. Esa es la preocupación número uno en los hogares del Estado de México, no la selección de candidatos. ¿Qué tan complicado es para los partidos y clase política entender eso? Esa es, indudablemente, otra categoría de covidiota.

*

Parece que en la UAEMex hay un acuerdo tácito para contener las pasiones y preservar la calma en el proceso de renovación de su gobierno. Los aspirantes a la rectoría están prudentemente contenidos, pero ninguno ha claudicado. La institución por encima de cualquier otro interés es la máxima. Uno que otro mequetrefe suelto, pero insignificante.

*

El senador Eruviel Ávila y el Fiscal General de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez han optado por un absurdo silencio ante las imputaciones que les ha hecho la DEA. Según la agencia antidrogas, en las intervenciones telefónicas que realizó durante años, encontró evidencia que vincularía al exgobernador y su entonces procurador, con el cartel de los Beltrán Leyva. Algo muy delicado, indignante si es falso, para quedarse callado.

*

Del plato a la boca se cae la sopa. Juan Rodolfo había diseñado una estrategia para usar el 500 aniversario de Toluca como plataforma de lanzamiento de su proyecto a la gubernatura. La pandemia y sus muy malos resultados en la gestión de gobierno le aguaron la fiesta. Será muy complicado que logre el apoyo para reelegirse. Lo entiende, por eso ahora ha modificado objetivo y lo que quiere hoy es una diputación de representación proporcional.

*

Por supuesto que el senador Higinio Martínez es un actor protagónico de Morena en el Estado de México, podría considerársele hasta una celebridad, pero su poder no alcanza para que él decida por sí mismo que será o no candidato a diputado local o alcalde, aunque muchos de sus fieles así lo crean. No, no será él. El proceso estará controlado por el Comité Ejecutivo Nacional y será a través de encuestas. Si hay un Kingmaker, será Mario Delgado, no Higinio, ni Monreal o el hijo del AMLO.