Skip to content Skip to footer

Se dice que

Sería muy interesante ver en la boleta a Delfina contra Elías Rescala, Enrique Vargas, Juan Zepeda y Pepe Couttolenc. Solo por pura currícula la maestra tendría que ser colocada como indudable favorita. Falta mucho todavía por ver

Aunque suele decirse que del plato a la boca se cae la sopa, parece que no habrá que esperar a que Morena haga una encuesta en 2023 para decidir la candidatura a la gubernatura del Estado de México. Interpretando la emotiva defensa que hizo el presidente López Obrador de ella en su conferencia mañanera de este miércoles, será Delfina Gómez otra vez. Los votantes mexiquenses pueden dar como probable opción a la humilde profesora de Texcoco, darle seguimiento a los 21 meses que faltan para las elecciones y ver si los convence o no.

*

En las elecciones de 2017, Delfina quedó muy cerca de ganar la gubernatura, apenas 3 puntos debajo de Alfredo del Mazo. Al siguiente año vuelve a presentarse al examen de las urnas como candidata a senadora y arrasa levantando 3 millones 842 mil votos, todo un récord. Su ascenso continuó y el presidente le encomienda los programas sociales de la 4T en el Estado de México ejerciendo como superdelegada. Después, el gran salto a la Secretaría de Educación, algo que ningún nacido en el Estado de México había alcanzado. Delfina tiene todos los méritos para ser candidata, sería un desperdicio de Morena no hacerlo.

*

Sería muy interesante ver en la boleta a Delfina contra Elías Rescala, Enrique Vargas, Juan Zepeda y Pepe Couttolenc. Solo por pura currícula la maestra tendría que ser colocada como indudable favorita. Falta mucho todavía por ver.

*

Ahora las inundaciones. Ya nada más eso nos faltaba para completar el cuadro de las calamidades que nos han tocado sortear: terremoto, inundaciones y pandemia. Peor, imposible. A los muchos problemas estructurales, ahora hay que sumarle los naturales. Pueblo resiliente como pocos.

*

Los intereses económicos de grupos inversores extranjeros en el Estado de México son tan grandes como importantes, por eso hay que asumir como obvio su interés en el proceso político local. Hace unos días se dio el anuncio, que pasó casi inadvertido, que Aleatica -antes OHL- invertirá 22 mil 320 millones de pesos en el corto plazo para concluir la construcción de la autopista Atizapán-Atlacomulco, y desarrollar la obra que va a conectar al Circuito Exterior Mexiquense con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles. Quizá por ello los españoles crean equivocadamente que eso les da derecho a intentar influir en los asuntos que solo corresponden a los mexiquenses. Ven en riesgo su cuerno de la abundancia.