Skip to content Skip to footer

Se dice que

se-dice-que

Se dice que

Falso de toda falsedad que “esté decidido” que la maestra Delfina Gómez será por segunda ocasión consecutiva candidata de Morena a la gubernatura

Ottawa, capital de Canadá.- En términos generales la opinión de las élites política, económica e intelectual de este país sobre el gobierno de México es buena, podría decirse que muy buena. En particular, sobre el presidente Andrés Manuel López Obrador hablan bien, lo ven como un líder que está realmente intentando  cambiar al país. El presidente también tiene acá altas notas.

*

La operación mediática del senador Higinio Martínez realmente ha mejorado. Con extraña facilidad logra colocar sus mensajes en la agenda de la comentocracia local en modo de nado sincronizado. Las cabezas pecaminosas piensan que alguien con poder de control sobre la prensa local podría estar favoreciéndole. Higinio tiene más menciones que cualquier otro de los aspirantes a la gubernatura y, eso, no es gratis.

*

Falso de toda falsedad que “esté decidido” que la maestra Delfina Gómez será por segunda ocasión consecutiva candidata de Morena a la gubernatura. Es una contendiente fuerte, pero no más que eso. Sí, de todos los aspirantes morenistas sigue siendo la más reconocida por la gente, tiene ventaja. Hay que esperar a la encuesta y a otras definiciones. Serenos morenos y no morenos.

*

De acuerdo con las mediciones anuales del IMCO, el Estado de México no clasifica entre los 10 estados más competitivos del país. Seguramente la noticia fue como un gancho al hígado pare el gobernador Alfredo del Mazo y su secretario de Desarrollo Económico, Pablo Peralta. En el Índice de Competitividad Estatal (ICE) 2022 del hiper neoliberal IMCO estamos en el lugar 24 del país, una entidad de media tabla o menos. ¡Pff!

*

Mal empieza la semana al que ahorcan en lunes. A Erick Sevilla le llueve fuerte después de su penosa derrota en Atlautla. Se le han ido a la yugular por el papelón del PRI quedando en tercer lugar. De por sí no es el presidente del PRI más carismático ni querido y, ahora, menos. Mucho tendrá que trabajar para subir el ánimo de cara al 23.