Skip to content Skip to footer

Se me ha escapado el cuerpo

Se me ha escapado
Lo siento
Y ahora no te quiero decir por dónde

Se me ha escapado el cuerpo por la puerta
Pero te juro que he arañado las paredes mientras salía
Si lo hubieras visto

Cómo te ibas a imaginar que hoy por la tarde
se te fuera mi vida por la ventana

Me he ido
Y ahora no te quiero decir por dónde

No tengo pan
Ni flores
Ni he dejado piedrecitas por el camino

Ya no te quiero

Estoy acostada en una cama que se hace día
Porque era muy de noche contigo
Y he llegado muerta de fríos

¿Qué regalo no abriste?
¿ Por qué te empeñaste en vivirme en inviernos ?

Qué lejos

Qué de tiempo de repente

Ha estallado en mi frente como un torbellino de pájaros negros

Nadie te hubiera creído la primera vez
cuando me dijiste
– Entre tantos millones cómo voy a volver a encontrar este jardín.
Dame la mano. Que quiero quedarme . –

Pero yo lo hice

Y ahora arrastro dos árboles muertos
Y una cascada de niebla

Mañana cuando me despierte
será de día
tendré hambre
y no te ofreceré ninguna manzana

porque esta vez

la manzana

me la voy a comer yo
incluso puede que lluevan fresas
peras
uvas
y miel.