Skip to content Skip to footer

Se va un gran soñador, Jorge Garcés Cruz, impulsor del comercio moderno de Toluca

Muere el empresario mexiquense, fundador de la cadena de tiendas Superkompras, fundador de la ANTAD

Todo comenzó como un sueño en su natal Tenancingo a finales de los años cuarenta. Esfuerzo y constancia, trabajo honesto y tenaz, fueron algunas de los elementos claves para que don Jorge Garcés Cruz se consolidara como uno de los hombres de negocios más relevantes, no sólo del valle de Toluca, sino más allá de esta geografía estatal. Mas los sueños son temporales y la madrugada de este viernes, la muerte tajante dio fin a 73 años de sueños y más de ochenta de vida del empresario y benefactor mexiquense.

Era 1947 cuando su familia: su padre Pascual Garcés, su madre Modesta Cruz iniciaron con un puesto de frutas y verduras en su tierra de origen. Pero él, que apenas tenía alrededor de 12 años, soñaba y soñaba en grande. Y su primer sueño cumplido fue tener una camioneta. En octubre de 1954, lograron adquirir una unidad de 3 toneladas que les ayudó a movilizar su mercancía, y con ella continuó el progreso.

Dedicarse de tiempo completo al trabajo lo obligó a dejar la escuela. Por eso, a las nuevas generaciones que deseaban laborar a su lado los exhortaba: “si yo soñando conseguí todo esto –refiriéndose a su red de tiendas de autoservicio SuperKompras- imagínense ustedes que están más preparados que yo”.

“Sueñen –decía- machaquen sobre el sueño y verán; pero les recomiendo que sueñen en grande, porque los sueños siempre se quedan chiquitos comparados con la realidad”.

Fue hasta 1975, después de más de tres décadas de esfuerzo y dedicación que logra consolidar otro de sus sueños: su primera tienda de autoservicio SuperKompras en la ciudad de Toluca.

Actualmente su red de negocios está conformada por 11 tiendas SuperKompras ubicadas en Atlacomulco, Ixtlahuaca, Santiago Tianguistenco,Toluca, Metepec, por supuesto en Tenancingo y también en Zitácuaro, en el vecino estado de Michoacán.

A esas instalaciones se suman 14 SuperKompras Micros, básicamente instaladas en los mismos lugares, y su Gran Plaza Acrópolis en el corazón de la capital mexiquenses, con 40 años de ser punto favorito de encuentro de las familias toluqueñas, y uno de los principales centros comerciales en los años ochentas y noventas en la región.

Pero don Jorge no sólo tuvo sueños agradables con miras a construir y consolidar un patrimonio –no solo el suyo y de su familia, también el de la gente que trabaja en sus negocios-. También tuvo “pesadillas” y éstas eran saber cómo enfrentar a los grandes consorcios, con los que no podía competir, y contra los que, según sus propias palabras “hizo guerra de guerrillas” para seguir subsistiendo.

No ha sido fácil mantenerse en el gusto de la gente, y para ello tuvo que modificar estrategias comerciales en diversas ocasiones; recurrir a lo que en su época tuvo que aplicar su padre que también lidió con empresas mayores a la suya: “Repetir la historia, pero actualizarla”, dijo en una entrevista para la ANTAD, apenas hace dos años

Y justo, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, también fue uno de los sueños que consolidó Garcés Cruz, al ser uno de sus socios fundadores, en 1983, con el objetivo de promover “el desarrollo del comercio detallista y sus proveedores en una economía de mercado con responsabilidad social”.

En su portal, la ANTAD informa que está “conformada por 104 cadenas de las cuales 32 son de autoservicio, 16 departamentales y 56 especializadas, que cuentan con más de 51 mil establecimientos, que suman más de 27 millones de metros cuadrados de piso de venta”.

Don Jorge Garcés Cruz no solo fue un hombre con gran visión para los negocios, no solo se rodeó de políticos y líderes de alto nivel, también supo ayudar a los demás, también realizaba trabajo social. “Fue un importante benefactor de diversas causas sociales como la dotación de frutas y verduras a asilos y a instituciones de asistencia social”, escribe la periodista Sofía Sandra San Juan para el Sol de Toluca.

Impulsor de nuevos emprendedores a quienes decía que un negocio no se construye en un año, ni dos, sino que es una lucha constante de varios años, don Jorge Garcés Cruz deja un importante legado a las nuevas generaciones que va más allá de cómo consolidar un proyecto, sino que es, sobre todo, cómo hacer de los sueños una realidad.