¿Será este lunes 16 «el más deprimente del año»?

El tercer lunes de cada año es el “Blue Monday” o “el día más triste”, según una fórmula que toma como factores las deudas navideñas, la motivación, el tiempo y la necesidad de tomar decisiones y otras variables, y el de este lunes podría ser el más deprimente que se haya vivido. La fórmula 1/8C+(D-d) […]

El tercer lunes de cada año es el “Blue Monday” o “el día más triste”, según una fórmula que toma como factores las deudas navideñas, la motivación, el tiempo y la necesidad de tomar decisiones y otras variables, y el de este lunes podría ser el más deprimente que se haya vivido.

La fórmula 1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA fue hallada por el psicólogo de la Universidad de Cardiff, Cliff Arnall.

De acuerdo con ello, la C es el factor climático; la D representa las deudas adquiridas durante las Navidades; el pago de las tarjetas de crédito a final de mes se acerca de forma inexorable.

La d minúscula se refiere al dinero que se cobra en enero, mientras la T es el tiempo trascurrido desde la Navidad.

La I representa el período desde el último intento fallido de dejar un mal hábito: los buenos propósitos de comienzo de año empiezan a ser arrinconados por muchos: dejar de fumar, ir al gimnasio, adelgazar.

Sin embargo, las motivaciones cuentan y el profesor Arnall las incluye en su fórmula con la letra M, en tanto la NA al final, es la necesidad de actuar para cambiar la vida.

A diferencia de años anteriores, el “Blue Monday” de 2017 será “aún más deprimente”, advierte el autor de la teoría.

Citado por The Telegraph señala como factores extra la incertidumbre y los temores sobre Donald Trump y el Brexit, explica.

Además, señala que la gente está preocupada por la muerte de muchas personas famosas, lo que “les recuerda sobre su propia mortalidad”.

Al respecto, el neurocientífico Dean Burnett, de la Universidad de Cardiff, criticó la teoría en 2012 en su artículo en The Guardian y calificó la ecuación de “pseudociencia”. La misma fue difundida por los medios como si fuera ciencia verdadera y según él “perjudica el entendimiento público de la ciencia y la psicología”.