Skip to content Skip to footer

¿Sabes qué es la Comisión de Derechos Humanos del Edomex y quiénes la han presidido?

Este año la Legislatura mexiquense debe elegir a quien ocupará la titularidad de esa institución durante los próximos cuatro años

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) es un organismo público autónomo orientado a la promoción de la cultura de los derechos humanos, a prevenir, atender violaciones a los derechos y  salvaguardar la dignidad de quienes habitan o transitan por el Estado de México. 

Este año la Legislatura mexiquense debe elegir a quien ocupará la titularidad de esa institución durante los próximos cuatro años.

La Codhem tiene como atribuciones conocer de quejas o iniciar de oficio investigaciones sobre presuntas violaciones a derechos humanos, por actos u omisiones de naturaleza administrativa de cualquier autoridad o servidor público estatal o municipal.

También si alguna autoridad o servidor público que dé lugar a presuntas violaciones a derechos humanos. Puede solicitar medidas precautorias o cautelares, requerir información, ofrecer asesorías, emitir pronunciamientos, recomendaciones y criterios, de carácter general, formular informes, vigilar el respeto a los derechos, entre otras.

También te puede interesar: Inicia Codhem investigación por caso de mujeres en huelga de hambre

Salario

El salario bruto mensual del actual presidente es de 161 mil 423 pesos y su remuneración neta de 107 mil 800 pesos, con las prestaciones de ley.

La elección

La o el titular de la Codhem es nombrado por la Legislatura.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Maurilio Hernández González, reconoció hace unas semanas que el actual ombudsperson tiene posibilidades de repetir en el cargo, pero aclaró que eso será a partir de una convocatoria abierta, donde más aspirantes tendrán oportunidad de participar para que la Legislatura elija al mejor perfil.

El Congreso emitirá la convocatoria en las primeras sesiones del siguiente periodo ordinario que arranca este 20 de julio, para que antes de cambiar de Legislatura nombren al nuevo o nueva titular del organismo defensor.

Plazos

Los plazos deberán ser fijados por la Junta de Coordinación Política y aprobados por el pleno. Se abrirá un registro, donde las y los aspirantes tendrán que ser propuestos por alguna institución educativa y entrevistados por quienes conforman la comisión legislativa de Derechos Humanos para integrar las propuestas a la Jucopo y armar la terna que se votará en el pleno.

Requisitos

Los requisito enmarcados en la ley señalan: ser mexicano por nacimiento; tener residencia efectiva en la entidad de por lo menos cinco años; tener preferentemente título de licenciado en Derecho y experiencia o estudios en materia de derechos humanos; tener al menos 35 años, gozar de buena fama pública; no ser ministro de culto, dirigente político en los últimos años o recomendado por violaciones a los derechos humanos.

¿Quién lo elige?

Para ser elegido, la o el titular de la Codhem necesita la votación de al menos dos terceras partes de las y los diputados presentes; durará en el cargo cuatro años y puede ser reelecto por cuatro más, lo cual se definirá en agosto.

Esta es la primera ocasión que el PRI no tiene la fuerza suficiente para definir ese cargo. La decisión está en manos de Morena y sus aliados, que por primera vez podrían favorecer a alguien afín, aunque en las consejerías han permitido que siga el tricolor definiendo las posiciones.

Los titulares

Aunque la etapa menos visible de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) fue la encabezada por el ex rector Marco Antonio Morales Gómez, hasta el momento es el único que ha logrado permanecer dos periodos y ser ratificado por la Legislatura mexiquense.

En los 28 años de vida de la comisión, han pasado siete titulares, y entre ellos, solo una mujer, la pionera en el tema, Mireille Roccatti Velázquez, quien en diciembre de 1993 llegó a picar piedra y en su primer día en el antiguo edificio de la Codhem, fue sentada en un bote de pintura.

A ella le tocó reclutar a todo el personal, allegar al organismo de los recursos humanos y materiales, emitir las primeras recomendaciones y arrancar con un programa de difusión para que se entendiera qué son los derechos humanos.

De su primer equipo salieron dos titulares: Miguel Ángel Contreras Nieto, quien era el primer visitador y brazo derecho de Roccatti, le sucedió Miguel Ángel Osorno Zarco, ex colaborador y visitador con Contreras Nieto.

A partir de ahí, el personal de la dependencia ha tenido pocas oportunidades de alcanzar el máximo cargo, pues han llegado figuras recomendadas y cercanas al Ejecutivo en turno.

En 2005 y hasta 2008 Jaime Almazán Delgado, ex secretario de Educación durante el sexenio de Emilio Chuayffet, estuvo al frente pese a críticas de la oposición; luego llegó el ex rector Marco Antonio Morales Gómez de 2009 a 2013, quien apoyado por la UAEM fue recomendado a la Legislatura para fungir un periodo más y estuvo de 2013 a 2015, hasta que fue llamado al Consejo de la Judicatura.

El turno fue para Baruch Florente Delgado Carbajal, quien acababa de dejar la presidencia del Tribunal Superior de Justicia. Dirigió a la Comisión entre 2015 y 2017, pero no acabó su periodo porque fue nombrado magistrado anticorrupción en el Tribunal de Justicia Administrativa.

En su lugar, llegó el ex rector, Jorge Olvera, quien tenía meses enclaustrado en su cubículo de investigador en la Facultad de Derecho de la UAEMex. En agosto de este año cumple el periodo de cuatro años para el que fue designado por la Legislatura, pero tiene oportunidad de quedarse otro lapso más.

Visibilidad

El período de Marco Antonio Morales fue el menos visible porque prácticamente no hubo recomendaciones, ni señalamientos a las autoridades. 

Hasta el momento la persona más activa ha sido el actual presidente, quien está presente todos los días en redes, con diversos sectores y ha generado varias recomendaciones generales a diversas autoridades, además de abordar temas antes intocables, como la UAEMex; incluso incursionó en nuevos tópicos como los baches y asumió la defensa de los grupos LGBTTIQ, aunque también lo han criticado por gastar demasiado dinero en los uniformes del personal, con marcas de reconocidos diseñadores.