Skip to content Skip to footer

Tiene Toluca plaga de cafres

Las multas de tránsito deben ser severas, porque la cultura vial es ofensiva o inexistente, afirmó la décima regidora de Toluca, Luz María Hernández Becerril.

Tras respaldar la medida estatal de multar hasta con mil 200 pesos a quien cometa una falta grave de tránsito, por ejemplo estacionarse en doble fila o en lugar prohibido, expresó que no existe otra manera más que la sanción económica para hacer que el ciudadano respete las disposiciones y disminuyan los accidentes vehiculares.

“Ya estamos llegando a una situación insufrible en esta cuestión, ahora los conductores manejan de reversa, se meten en sentido contrario, no respetan los semáforos y comenten una infinidad de faltas de tránsito”.

La edil lamentó que en la entidad no se realicen exámenes de conducir y de conocimientos a quienes buscan una licencia, debido al interés económico que representa expedir el documento, el cual actualmente no acredita que quien lo porta de verdad sepa manejar.

En otros países –dijo- las medidas son muy estrictas, no es cualquier cosa; pero en la entidad con 800 o mil pesos nos dan una licencia sin preguntar nada, esto nos hace más cínicos en la cantidad de arbitrariedades que cometemos al manejar.

Expresó que tener una corporación femenina de tránsito, tampoco garantiza que no se vayan a cometer actos de corrupción, que sería lo único que pudiera lamentarse de multas tan costosas.

“Si hay algo en lo que estamos parejos es que tanto hombres como mujeres somos corruptibles, por lo cual no es garantía para que dejen de existir las mordidas de tránsito que pueden generarse por el alto costo, pero sería una lástima que esto ocurriera, al final lo que se busca es educar al ciudadano, que aprenda a respetar los reglamentos para tener una mejor convivencia, fluidez en las calles, e inclusive evitar muertes en accidentes, situación que debería ser simple”, concluyó.