Skip to content Skip to footer

Toluca, una ciudad sin infraestructura para personas con discapacidad

Una de las mayores dificultades que enfrentan es que la ciudad de Toluca no tiene opciones de movilidad

Semáforos y calles intransitables para invidentes, rampas dañadas para personas en silla de ruedas y nula infraestructura vial son algunas de las problemáticas que enfrentan las personas con discapacidad en la ciudad de Toluca.

Te recomendamos: Personas discapacitadas vs la invisibilidad

En un recorrido realizado por el centro de Toluca, se constató que los semáforos no tienen sonidos sonoros que ayuden a personas con discapacidad visual a cruzar la calle.

Otra de las problemáticas que padecen las personas con discapacidad son:

  • Calles intransitables para invidentes,
  • Banquetas y rampas sin mantenimiento
  • Presencia de hoyos y coladeras sin tapa
  • Falta de empatía

Según el Plan Municipal de Desarrollo Urbano de Toluca, los desplazamientos de personas con discapacidad se ven entorpecidos por la existencia de múltiples barreras arquitectónicas en el espacio urbano. De hecho, las banquetas son estrechas, lo que muchas veces impide que las personas en silla de ruedas transiten.

También señala que las banquetas, coladeras, estacionamientos, escaleras, rampas, teléfonos públicos y tensores para postes se deben eliminar o adecuar para brindar facilidad desplazamiento.

La ciudad no tiene infraestructura para las personas con discapacidad motriz. Fotos: Uriel García

Instalación de los semáforos

En el 2015, el entonces presidente municipal de Toluca, Braulio Antonio Álvarez Jasso, instaló un total de 44 semáforos sonoros, principalmente en las avenidas Benito Juárez esquina con Sebastian Lerdo de Tejada, y Benito Juárez esquina con Miguel Hidalgo, pero hoy presentan fallas.

En 2019, Pedro Landeros, exdirector general del Sistema Municipal DIF de Toluca, informó que el Ayuntamiento mejoraría los pasos a desnivel; sin embargo, la infraestructura sigue dañada.

También buscaban mejorar banquetas u guarniciones para que pudieran transitar las personas en silla de ruedas; pero hasta el momento prevalecen sin mantenimiento y sin ser atendidas.

Falta de infraestructura para personas con discapacidad en el transporte público

Una de las mayores dificultades que enfrentan las personas con discapacidad –ya sea física, motriz, auditiva, visual, intelectual, mental– es que la ciudad de Toluca no tiene opciones de movilidad en el transporte para ellos y ellas.

Por ello, las personas con discapacidad se ven obligados a tomar taxis particulares; pero denuncia que los choferes son apáticos para trasladarlos.

María Mendoza, madre de un joven con discapacidad motriz, relata como algunos taxis –especialmente de la zona centro de Toluca– no transportan a personas en silla de ruedas, pues argumentan que no tienen espacio suficiente.

“Ahora la mayoría de los taxis no quiere subir a los discapacitados porque traen ocupada la cajuela. Principalmente en la base de taxis no llevan a discapacitados, y tengo que estar esperando a un taxi, haber cuál me quiere llevar”.

Una de las preocupaciones que expresaba María Mendoza es la poca educación que muestran los ciudadanos y los automovilistas, quienes obstruyen los accesos de rampas y cruces peatonales. Actualmente, el transporte público no tiene asientos para personas con alguna discapacidad.

Incluso menciona que existen muchos establecimientos, principalmente de comida, que no cuentan con espacios seguros para personas con discapacidad. 

¿Cómo mejorar la accesibilidad?

  1. Adecuar la señalización en los espacios públicos y urbanos
  2. Difusión de una cultura de la accesibilidad
  3. Generar empatía a través de la no discriminación que facilite la aceptación e inclusión.
  4. Detectar puntos de obstáculos que impidan el desplazamiento correcto (baches, semáforos, desniveles, acceso peatonal)
  5. Servidor público capacitado en temas de inclusión y discapacidad.

Situación social de las personas con discapacidad

Para el 2020, en el Estado de México había 2 millones 786 mil 679 personas con discapacidad, según el Censo de Población y Vivienda. El 43.9 por ciento presenta problemas al caminar, subir o bajar escaleras; 46.8 por ciento tenía problemas de visión; 22.1 por ciento, problemas auditivos; 17.0 por ciento, no puede realizar actividades básicas, como comer, vestirse o ducharse, y el 14.4 por ciento no puede emitir sonidos o expresiones.