Trabajarán contra adicciones en primarias y secundarias del SEIEM

Toluca, Méx.- Alba Carrera Testa, directora del Centro de Integración Juvenil en Toluca (CIJ) dio a conocer que firmaron un convenio con el SEIEM para que empezando el ciclo escolar trabajen con las instituciones de primaria y secundaria adscritas a este sistema educativo, con lo que ampliarán el número de escuelas participantes. Explicó que llevaron […]

Toluca, Méx.- Alba Carrera Testa, directora del Centro de Integración Juvenil en Toluca (CIJ) dio a conocer que firmaron un convenio con el SEIEM para que empezando el ciclo escolar trabajen con las instituciones de primaria y secundaria adscritas a este sistema educativo, con lo que ampliarán el número de escuelas participantes.

Explicó que llevaron a cabo una carrera contra las adicciones con estudiantes de todos los niveles, sobre todo de bachillerato, y en donde fomentaron la convivencia familiar, con la finalidad de mostrar que es mejor mantener una vida sana, pues “debemos estar atentos al comportamiento en el perfil del consumidor, porque ya tenemos jóvenes de 11 años en tratamiento por consumo de drogas”.

“Estamos fundamentando nuestra estrategia en tener más presencia al interior de los centros educativos, no sólo impartir pláticas para referir el panorama desalentador que genera el consumo de sustancias ilegales o legales, como el alcohol, sino además de ello exponer que tomar decisiones correctas les permite una vida armónica o exitosa”.

Agregó que el objetivo es que un grupo específico de alumnos y maestros mantengan la campaña dentro de las escuelas, para que no pierdan la influencia positiva entre las nuevas generaciones e impidan que haya más menores que se sumen al consumo por considerar que eso los hará populares.

Informó que busca al menos 30 o 40 promotores virtuales en las escuelas donde llevan a cabo programas informativos sobre las consecuencia del consumo de estupefacientes, alcohol o tabaco, quienes reproducen los mensajes preventivos que les envíe el organismo.

Se trata de un esquema que ya probaron en años anteriores y ha funcionado de forma positiva, pues eligen a los líderes de cada institución o los jóvenes con mayor popularidad para que construyan una imagen positiva basados en el no consumo de sustancias.

 “Es muy positiva la respuesta de los adolescentes, comprobamos que muchos siguen su ejemplo y que en casi una generación ganamos la batalla porque esperan a tener más edad para iniciar con el consumo o simplemente deciden no hacerlo”.