Urgen a Eruviel acciones contra los feminicidios

“A las mujeres en el Estado de México las están matando y no se hace lo suficiente para prevenirlo” afirmó María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Nacional del Feminicidio; en dos años (2011-2013) se registraron 311 homicidios dolosos de mujeres, sin embargo la Procuraduría mexiquense sólo consideró el 30 por ciento de ellos como feminicidios.

No hay cifras claras, no existe información suficiente, no se tienen los protocolos necesarios, a pesar de que el 40 por ciento de las mujeres en la entidad revelan que sufren algún tipo de violencia, principalmente física y sexual, la cual regularmente termina con su vida; a pesar de ello la autoridad no quiere reconocer lo que sucede, se oculta la información o de plano no la tienen –advierte- la activista.

A un día de celebrar el día internacional de la Mujer, la coordinadora del Observatorio Nacional del Feminicidio visitó la ciudad de Toluca para entregar un escrito al gobernador, Eruviel Ávila Villegas, donde lo exhorta a emprender políticas públicas de género que prevengan la violencia en contra de las mujeres, y de esta manera detener muchas muertes.

En el 2010 la asociación solicitó de manera formal se estableciera la Alerta de Género en la entidad, situación que a la fecha no se da, a pesar de contar con cifras muy altas respecto a este delito, como lo mencionó en dos años sólo se registran 93 feminicidios, de los cuales sólo 10 fueron resueltos y se condenó al agresor.

“Aunque ya se reformó la ley para tipificar el feminicidio, los protocolos de investigación siguen siendo los mismos, por lo cual se resuelven sólo aquellos donde el agresor conocía a la víctima, comúnmente era el esposo, pero de las mujeres que fueron abandonadas en la calle, baldíos, ríos, no siempre se encuentra al asesino, por lo que es necesario cambiar esta situación, y que no se queden impunes las muertes”.

Destacó que en el Estado de México, además, la Procuraduría se niega a dar datos, o simplemente no cuenta con ellos, aunque deberían tener los casos desagregados de los homicidios dolosos le están ocurriendo a sus mujeres.

“Hay un temor absurdo por reconocer estos casos, un prejuicio al reconocerlo y convertirse en Juárez, y esto no es real, deben entender que deben desarrollar políticas públicas para evitar estos casos, de lo contrario a las mujeres las van a seguir asesinando”, concluyó.