Skip to content Skip to footer

Utiliza crimen organizado bases de datos para extorsionar

En México las organizaciones criminales usan las bases de datos del Gobierno federal para elegir a sus víctimas de extorsión, así lo da a conocer un informe que el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) de la PGR entregó al Diario Reforma.

De acuerdo con esa investigación, el pionero de esa actividad en los años noventa -que ya había sido utilizada en Colombia- fue el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

La información de la PGR indica que el grupo delictivo liderado por los hermanos González Valencia, conocido como “Los Cuinis”, comenzó a secuestrar a aguacateros a través de la información que obtenían de la desaparecida Secretaría de Agricultura.

Según el informe, a través de las bases de datos del gobierno federal, se buscaba a los agricultores acaudalados a quienes se les imponía una cuota que debían pagar, en caso de negarse a hacerlo se procedía a secuestrar o matarlos a ellos o a sus familiares.

Otros cárteles de la droga como “La Familia Michoacana” y “Los Caballeros Templarios” empezaron a utilizar el mismo método, el primero desde mediados de la década pasada y el segundo a principios de esta, convirtiendo a poblados como Tancítaro, el mayor productor de aguacate, "como fuente de financiación paralela al tráfico de drogas".

 “Los Cuinis” es considerada por el Gobierno de Estados Unidos como una de las organizaciones de tráfico de drogas más ricas del mundo.