Skip to content Skip to footer

Velan a Gabriela Gómez, asesinada en ataque a García Harfuch

Este sábado, la familia de Gabriela Gómez sigue a la espera de que su cuerpo llegue a su hogar para poder velarla

Una mesa con una veladora y una tina con rosas rojas y blancas que está en el piso aguardan el cuerpo de Gabriela Gómez, mujer que fue una víctima mortal en el atentado contra el titular de la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México.

Han pasado más de 24 horas y sus familiares esperan la llegada del cuerpo a su domicilio en el municipio de Xalatlaco. Su padre, Fidel Gómez Velázquez, señala: “sus hijas esperan a que regrese su madre. Ya se tardaron, quedaron en dárnoslo desde la tarde de ayer, les pedimos a las autoridades que ya nos brinden las garantías necesarias y para el traslado de mi hija para que venga a su casa donde la estamos esperando, sus niñas principalmente”.

El señor Fidel refiere que la espera ha sido demasiado angustiante ya que solo han podido identificar el cuerpo de Gaby, sin embargo, el último reporte que tuvieron por parte de las autoridades fue que durante la noche de ayer les entregarían a su hija.

“Así nos traen desde la tarde y noche, por eso hay familiares que se quedaron en la Ciudad de México esperando que se los entreguen, entonces ya nada más estamos esperando a que lleguen, por eso pedimos que nos apoyen. Todos sabemos de qué murió y cómo fue, entonces no hay mucho a lo cual darle la vuelta”.

Mientras tanto, en el domicilio ubicado en la localidad del Potrero, hay un espacio del patio cubierto con una lona amarilla donde aguardan familiares y amigos en espera de ver por última vez a Gabriela, a quien describen como una buena madre, trabajadora y muy alegre.

_________________

“Su esposo es quien nos está informando. Él está allá desde las nueve de la noche. Según ya quedaba, pero nada. No hemos dormido por estar esperando y así vamos estar hasta que llegue mi hija”.

La familia espera que hoy sábado puedan darle cristiana sepultura a Gabriela Gómez, pero las horas pasan y no hay respuesta por parte de las autoridades.