19-S tres meses damnificados/ La organización social

La comunidad de Santa Lucia en Ocuilan, cobró fama internacional  por su desarrollada organización social frente al sismo del 19-S que permitió que las clases se reanudaran el 30 de octubre; ha diferencia de algunas  escuelas que mantienen instalaciones improvisadas a tres meses se ha garantizado que  la educación de 278 estudiantes de preescolar, primaria […]

La comunidad de Santa Lucia en Ocuilan, cobró fama internacional  por su desarrollada organización social frente al sismo del 19-S que permitió que las clases se reanudaran el 30 de octubre; ha diferencia de algunas  escuelas que mantienen instalaciones improvisadas a tres meses se ha garantizado que  la educación de 278 estudiantes de preescolar, primaria y secundaria se desarrolle en condiciones optimas. Ahora maestros, directivos y padres de familia hacen el llamado al gobierno del Estado para que se agilice la reconstrucción de las escuelas.

 

Después de 3 meses del sismo que movió México, las necesidades de ayuda se mantienen; una pobladora de San Simón el Alto, Malinalco, narra las condiciones en las que vive y hace un llamado al gobierno y a la sociedad para que ella y su familia no queden en el olvido.

 

San Simón el Alto en Malinalco; una de las comunidades más afectadas por el sismo del 19 de septiembre; a 3 meses los más de  200 niños de la Escuela Primaria José Maria Morelos y Pavón, están lejos de olvidarlo, pues en la actualidad han reanudado clases en carpas improvisadas, siendo hasta el mes de enero cuando podrán trasladarse a las aulas móviles proporcionadas por el Estado y de 4 a 6 meses tardará la reconstrucción de su escuela.

 

La reconstrucción de la vivienda  es  calificada por damnificados como lenta y está cargada de dudas respecto al funcionamiento de los apoyos. La omisión de las autoridades de brindar explicaciones claras sobre la ruta de reconstrucción sigue prevaleciendo, sin embargo damnificados de  San Simón el Alto en Malinalco dan muestras de gratitud hacia el gobierno, por los recursos recibidos, que en algunos casos apenas alcanzan para la mitad de los gastos que tendrán que hacer, siendo el endeudamiento la salida que decenas de afectados han tomando.