Skip to content Skip to footer

A cuentagotas, autoridades atienden tala clandestina en Ocuilan

Uno de los inconformes señaló que el único avance fue un operativo realizado el pasado 11 de junio en el que la Guardia Nacional aseguró máquinas de dos aserraderos

Como parte de las exigencias del núcleo agrario indígena de San Juan Atzingo, en Ocuilán, este jueves se realizó una reunión con autoridades de los tres niveles de gobierno. Los funcionarios presentaron escasos avances frente al desmonte de bosque que, desde hace veinte años, se desarrolla en los bienes comunales y ha afectado cerca de 6 mil hectáreas.

Para entender mejor: Entre grupos armados y negligencia de autoridades, tlahuicas defienden su bosque en Ocuilan

La delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en el Estado de México, fue la sede del dialogo. A la reunión llegó la presidenta municipal de Ocuilan –por ministerio de Ley– Lucia Rivera Torres; representantes de la Secretaría General de Gobierno, Probosque,  Policía Estatal. Además, representantes federales de la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de la Defensa Nacional, Guardia Nacional, el director del parque nacional Lagunas de Zempoala, y representantes de oficinas centrales de la Semarnat y de la Profepa.

Por parte del núcleo agrario indígena de San Juan Atzingo estuvieron presentes integrantes del Comisariado de Bienes Comunales: el jefe supremo tlahuica, el vocal tlahuica ante el CEDIPIEM; delegados municipales y ciudadanos involucrados en el movimiento de la defensa del bosque.

En los últimos 3 años el bosque ya ha perdido cerca de 6 mil hectáreas. Fotos: Jesús Mejía

Avances sobre las acciones para prevenir la tala dl bosque

“Nos fue más o menos, porque hasta hoy siguen sin atender el problema de la tala clandestina como se debe. Los representantes de las dependencias informaron sobre lo que han estado haciendo para darle la atención adecuada. Quien más informó del esfuerzo que han hecho fue la Guardia Nacional”, expresó Eduardo González Gómez, presidente del ayuntamiento indígena provisional electo de San Juan Atnzingo.

Esta fue la segunda reunión con autoridades, luego de los bloqueos que la comunidad realizó el 5 de junio. Sin embargo, Eduardo señaló que el único avance fue un operativo realizado el pasado 11 de junio en el que la Guardia Nacional  aseguró máquinas de dos aserraderos, madera y un vehículo, sin que hubiera detenciones. Además hubo un recorrido sobre la carretera Santa Martha – Lagunas de Zempoala, pero estuvieron pocos elementos y no tuvieron resultados.

En el mismo sentido se expresó Arnulfo Gómez Barrón, presidente de los bienes comunales:

“Era una reunión de evaluación. Se quedó de manifiesto que los avances han sido mínimos y que de aquí para adelante hace el compromiso la Secretaría de Gobernación y las fuerzas federales de atender operativos y recorridos de vigilancia permanentes”.

Los acuerdos

Entre los resolutivos de la reunión, los representantes señalaron que:

  • Los operativos van a continuar y serán permanentes.
  • La Semarnat hará la gestión para que San Juan Atzingo sea una zona de atención prioritaria para que entre al programa Sembrando Vida.
  • La Secretaría de Gobernación solicitará a la Fiscalía General de la República que haya una reunión con el Comisariado de Bienes Comunales de San Juan Atzingo para que les den atención a las denuncias y a las carpetas que se han instaurado.
  • En la próxima reunión se invitará a diputados federales y locales para que impulsen reformas que consideren como delito grave la tala clandestina.
  • Se completen las carpetas para las órdenes de aprehensión, del fuero común y fuero federal, de los responsables de la tala indiscriminada.

Comunidad vigilara que los acuerdos se cumplan

“Se les hizo saber por parte de nuestro pueblo que la población estará atenta a que nuestras autoridades gubernamentales cumplan con su responsabilidad de protección al ambiente para que ya no continúe la tala clandestina. Y en caso de que siga la misma situación entonces seguiremos organizándonos para exigírselos”, concluyó Eduardo González.

Por su parte, el comisariado ejidal pidió que el bosque de agua –que contempla un amplio territorio del Edomex– sea declarado como zona de emergencia para que intervengan las autoridades. Aseguró que no pararan hasta que se tomen medidas de fondo.

Mi apreciación es que las acciones son demasiado lentas y aisladas; esperamos que de aquí para adelante con el compromiso que hacen se fortalezcan más las acciones (…). De no tener resultados emplearemos acciones como la manifestación, pero ahora será diferente. Nosotros no vamos a parar hasta que se atienda, que las autoridades hagan su trabajo no solo es un tema de San Juan Atzingo, es todo el bosque de agua que concierne y afectará a Morelos, CDMX y Edomex”.