Skip to content Skip to footer

Ella es la nueva titular del IEEM, vinculada con el PRI y opositora a Morena

Su llegada puede ser el anuncio de una guerra del PRI por conservar el gobierno en el Estado, sentenció Bernardo Barranco

La nueva presidenta del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), Amalia Pulido Gómez, es una joven mujer con escasa experiencia en el ámbito electoral y con un fuerte vínculo con el gobierno estatal; por lo que, su designación apunta a una elección de Estado, en donde el PRI buscará ganar a toda costa; así lo señaló el ex consejero electoral en el Edomex –y sociólogo–Bernardo Barranco; en el programa de Los Periodistas.

Entrevistado por el periodista Álvaro Delgado, Barranco expuso su balance sobre la llegada de Amalia Pulido al frente del instituto, para los próximos siete años.

Te recomendamos: Aun con protestas de Morena, Amalia Pulido toma protesta como presidenta del IEEM; será para los siguientes 7 años

De acuerdo con Vianey Esquinca, durante años, los partidos políticos han utilizado la expresión “elecciones de Estado” para reclamar la intervención clandestina e ilegal de un presidente o gobernante en los procesos electorales con el objeto de favorecer a un partido o un contendiente.

¿Quién es la nueva presidenta del IEEM?

Según Bernardo Barranco, Amalia Pulido Gómez es una joven académica de 33 años.

“Es muy joven para ocupar un cargo de tan alta responsabilidad”, licenciada en Ciencias Políticas y Administración; maestra en Ciencia política y doctorado en Texas, ha sido observadora electoral; ha participado de manera tangencial en los Programas Preliminares de Resultados Electorales (PREP) y es colaboradora de la revista Letras Libres de Enrique Krause.

“No tiene experiencia electoral; es más, no sabe ni a dónde se está metiendo […] ser presidenta en estos momentos que se está jugando no solo la gubernatura 2023 sino el preámbulo del proceso electoral 2024, el futuro del PRI”.

De igual forma, el analista explicó que en el curriculum de la nueva presidenta del IEEM se menciona que es esposa de Bernardo J. Almaraz Calderón; una persona que –consideró– cercana al gobernador Alfredo del Mazo Maza; pues por él fue nombrado director del Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (Comecyt); así mismo, en el sexenio de Peña Nieto se desempeñó en temas de Seguridad Nacional e inteligencia; dentro de la Secretaría Técnica del Consejo de Seguridad Nacional.

“Es una persona que está en las entrañas de los sistemas políticos, es el esposo de la nueva presidenta del IEEM. ¿Qué podemos pensar? Que los consejeros del INE han sido verdaderos irresponsables al nombrar a una persona que si bien tiene un talante académico sólido […] no se vale que una persona tan cercana al PRI, al sistema político, a la nomenclatura mexiquense, ¿qué podemos esperar?”, preguntó el analista.

En estas circunstancias, Barranco cuestionó que el nombramiento de la presidenta fue por unanimidad de los 11 consejeros del INE, quienes declararon dos elecciones previas desiertas, en donde rechazaron una propuesta ciudadana que a consideración del sociólogo cumplía con todos los requerimientos.

“La lectura política es que el INE está propiciando que el IEEM este recontracolonizado por el PRI, pues de los siete una sola consejera no sigue los lineamientos oficiales”, dijo refiriéndose a la consejera electoral Karina Vaquera.

Con la designación en el IEEM “el PRI va con todo”

Ante estas nuevas circunstancias el ex consejero expresó su lectura política del escenario electoral que se avecina.

Había dudas hace algunos meses; algunos sectores señalaban que era inminente el ascenso de Morena y que había que pactar como hizo EPN una transición tersa; pero, otros sectores ligados a Montiel y al viejo PRI dijeron –nada-, si el PRI cae, desaparece, su existencia depende de sostener el poder en el Edomex. Esto es una señal clara, va con todo para poder retener, tener un instituto electoral a modo que le permita la manipulación de los programas sociales como se hizo en 2017, el uso ilimitado de recursos, rebase de topes de campaña, la violencia electoral, una serie de artimañanas que pasaron en 2017”.

Por esta razón, consideró que las elecciones del 2023 pueden ser una elección de Estado, en la que la estructura gubernamental se convierta en una maquinaria electoral; como ocurrió en el 2017, con la única diferencia de que esta vez el PRI no tendrá de su lado al gobierno federal.

 “Lo que se perfila es una guerra con todos los recursos, por mantener, por ganar el gobierno del Estado de México, que es la entidad que concentra el mayor número de electores, que concentra el padrón electoral más grande del país”, concluyó.