Skip to content Skip to footer

“Arriesgamos la vida”; demandas de combatientes forestales del Edomex continúan sin atenderse

Denunciaron el incumplimiento de acuerdos y la posibilidad de que concluya el contrato de cerca de 200 trabajadores

Uniformes nuevos, revisión salarial, prestaciones y contratos por tiempo indeterminado son algunas de las exigencias de los combatientes forestales del Edomex que no han sido atendidas por el gobierno del Estado. Lo anterior, pese a los compromisos asumidos por las autoridades.

Lee: “Por 226 pesos arriesgamos la vida”, protestan combatientes forestales

En entrevista, combatientes forestales denunciaron amenazas, el incumplimiento de acuerdos y la posibilidad de que el próximo 15 de junio concluya el contrato de cerca de 200 trabajadores.

Cuando hablamos en la primera mesa dijimos que a nadie iban a correr y que se alargaran los contratos. Ahorita se respaldan porque la Secretaria de Finanzas no ha bajado el recurso y no pueden hacer la recontratación del personal”, expresó una representación de los inconformes.

Malas condiciones laborales para combatientes forestales del Edomex

La muerte de dos combatientes forestales del Edomex –durante un incendio en Zacazonapan– llevó a que los trabajadores de Probosque realizaran un paro; además derivó en una protesta realizada el pasado 16 de mayo, en el centro de Toluca.

En la manifestación, denunciaron malas condiciones laborales, entre ellas:

  • Tener un empleo de alto riesgo con salarios de 226 pesos al día
  • Jornadas laborales de hasta 15 horas
  • Contratos temporales
  • Nulas prestaciones
  • Uniformes deteriorados que no resguardaban adecuadamente su integridad

Tuvimos la primera mesa de trabajo ese día. Después de la reunión tuvimos otra reunión con la Secretaría del Campo y en esa reunión tuvimos otros acuerdos sobre las mismas 19 peticiones que hicimos”, recordaron los combatientes forestales.

Acuerdos incumplidos

Los trabajadores mostraron su molestia porque no han recibido la nueva propuesta de contrato –que deberá atender la mayoría de las peticiones planteadas, pese a que ellos cumplieron con el acuerdo de retomar su trabajo.

La preocupación es mayor porque desde hace 3 años solo hay 100 trabajadores que se mantienen durante todo el año. Para que los trabajadores no generarán antigüedad los descansan quince días y después les dan un nuevo contrato. Además, otros 200 trabajadores solo laboran la temporada de secas, a ellos se les terminará su contrato el próximo 15 de junio.

Por esta razón, consideran que todos se mantienen en riesgo de no ser recontratados, pese a que fue una demanda inicial de la movilización.

Otro de los aspectos que sigue sin atenderse es la falta de equipo adecuadosituación que pone en riesgo su vida– y la exigencia de que se realice un peritaje o evaluación a sus uniformes.

“Pedimos un peritaje de los uniformes para que vieran la calidad de que no cumplen con la normatividad de incendios forestales, nacional e internacional. Lo único que nos dijeron es que para las siguientes compras vamos a estar más al pendiente; pero ahorita ¿quién se hace cargo de todos los uniformes que dieron en mal estado?”, cuestionaron.

Además explicaron que la dirección general de Gobierno Región Toluca se comprometió a que no habría represalias contra los integrantes; pero consideran que tampoco se ha cumplido esta demanda.

“El director Alberto Becerril –de quien pedimos su renuncia– mandó gente para intimidar a familiares de personas que fueron partícipes del movimiento”.

Por ello, exigieron a las autoridades –entre ellas a la secretaria del Campo, Leticia Mejía García– que sean atendidas sus demandas laborales.