Skip to content Skip to footer

Así cambió la vida de Lupita después de vender huaraches en el AIFA

Después de vender en el AIFA, Lupita y Silvia ahora tienen dos puntos fijos de venta, uno en Toluca y otro en la Ciudad de México

A casi dos meses de que se viralizaran por vender huaraches durante la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), Guadalupe Piña y su suegra Silvia aseguran que sus condiciones de vida han mejorado por el incremento de sus ventas.

Lupita y Silvia son originarias de los ejidos de Santiago Miltepec, en la zona norte de Toluca, un lugar con altos niveles de rezago social. Se viralizaron por vender, en las instalaciones del nuevo aeropuerto, los tradicionales huaraches toluqueños, que a través de redes sociales fueron confundidos por tlayudas –platillo regional del estado de Oaxaca.

Lee: Pobreza y desempleo, la historia detrás de los huaraches del AIFA

Puntos de venta

Después de todo el sacrificio que implicó trasladarse al AIFA y soportar que elementos de la Guardia Nacional les pidieran retirarse, aseguran que todo el esfuerzo valió la pena. Ahora tienen dos puntos fijos de venta, uno en Toluca y otro en la Ciudad de México.

Lupita vende los tradicionales huaraches en la concha acústica, en el corazón de Toluca. / Fotos: Jesús Mejía.

El primer punto se trata de un huerto sustentable ubicado en el corazón de la ciudad de Toluca. Ahí más de 15 comerciantes locales ofrecen sus productos, entre los que se encuentran: fruta, verduras, quesos, venta de tortas de guacamole, quesadillas y productos veganos. Con un horario de nueve de la mañana a cuatro de la tarde, en este punto de venta, Lupita vende a 30 pesos la famosa tostada de maíz martajado acompañada de frijoles, nopales, queso rayado, cebolla y la típica salsa roja al gusto.

El segundo punto de venta se encuentra en el Complejo Cultural Los Pinos, donde cada fin de semana se coloca el mercado El Solar en la explanada del Cencalli; ahí se podrán encontrar los huaraches en un horario de once de la mañana a las seis de la tarde.

El huarache es una tostada a base de maíz martajado. Sobre esta se colocan frijoles, nopales, cilantro, queso, cebolla y salsa roja. / Fotos: Jesús Mejía

Ha mejorado la salud de sus hijas

Durante una entrevista, Lupita mencionó que la salud de sus hijas ha tenido notables mejorías, pues ya se encuentran bajo tratamiento para la anemia y los niveles bajos de plaquetas de ambas niñas. Lupita dijo estar agradecida con todas las personas que la han apoyado durante estos meses.

“Gracias a Dios todo va mejorando. Ahora también tenemos que preparar más maíz porque las venta han ido a la alza; gracias a los puntos [de venta] que nos han otorgado ya no tenemos que andar corriendo de los inspectores con el temor de que nos quiten nuestra mercancía”, aseguró.

El miedo no es casual, pues hace 7 años, mientras vendían huaraches en el zócalo de la CDMX, Guadalupe fue detenida acusada de haber golpeado a una policía. El hecho nunca fue comprobado, pero la llevó a estar detenida en el reclusorio tres días y a realizar fuertes gastos para que pudiera ser liberada.