Skip to content Skip to footer

Atadas al trabajo doméstico; así es ser madre en el Edomex

El trabajo doméstico no remunerado sigue invisibilizado y sin ser reconocido por la sociedad

El próximo lunes 10 de mayo se conmemora el día de las madres, un día que celebra el trabajo y esfuerzo que realizan por sus familias; sin embargo, la desigualdad en el trabajo doméstico dificulta el acceso a las mujeres a la educación, el trabajo remunerado y a su desenvolvimiento en el espacio público. 

Las mujeres son quienes principalmente desempeñan el trabajo del hogar y de cuidados sin ningún tipo de remuneración económica.  De acuerdo con el Consejo Estatal de Población 88.6% de las mujeres en el Edomex realizan trabajo doméstico sin paga. 

Esta situación se agudizó durante la pandemia por el Covid-19, ya que los centros educativos, guarderías y asilos cerraron por el confinamiento, lo que ocasionó mayor carga de trabajo para las mujeres, quienes tuvieron que hacerse cargo del cuidado de las infancias, los adultos mayores y la limpieza del hogar. 

Te recomendamos: Ocultan salarios del DIF 27 ayuntamientos de Edomex

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado “es una de las dimensiones menos reconocidas de la contribución de las mujeres al desarrollo y a la supervivencia económica de los hogares”, debido a su invisibilización. 

Asimismo, la organización señala que este trabajo se mide cuantificando el tiempo que una persona dedica a las labores domésticas y al trabajo de cuidado sin recibir pago o remuneración alguna; además de que son mujeres quienes principalmente realizan esta actividad. 

Según cifras del Consejo Estatal de Población (COESPO), en el Estado de México 88.6% del total de las mujeres mayores de 12 años realiza trabajo no remunerado, frente a un 56.39% de hombres, es decir que existe una brecha de 31.68 por ciento.

La institución precisa que las condiciones de trabajo doméstico no remunerado no se diferencian en las comunidades rurales y las poblaciones urbanas, ya que en San Felipe del Progreso el 89.9% de las mujeres de más de 12 años realizan esta actividad y en Toluca la cifra es de 88%. 

La diferencia entre la cantidad del trabajo doméstico no remunerado que realizan las mujeres y los hombres es alta, por lo que el COESPO señala que las cifras son un reflejo de la desigualdad en la distribución de las tareas del hogar, ya que éstas han sido culturalmente delgadas a las mujeres. 

Por su parte, la ONU señala que el nulo pago del trabajo doméstico restringe notablemente la posibilidad de las mujeres de contar con ingresos propios, de buscar opciones en el mercado laboral y de tener mayor participación en el espacio público. 

En el Edomex durante el cuarto trimestre de 2020 había más de 7.3 millones de personas económicamente activas y ocupadas de las cuales 2 millones 832 mil son mujeres; es decir, solo 38.7% de la fuerza laboral son mujeres frente al 52.3% de hombres ocupados, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE). 

Lo anterior sumado a la pandemia por Covid-19 ha provocado el rezago en la participación económica de las mujeres y agudizado las condiciones de pobreza y desigualdad para este sector.