Skip to content Skip to footer

Cierres permanentes y pérdida de empleo, la factura que han pagado los restaurantes durante la pandemia

Desde el inicio de la pandemia en el Estado de México han cerrado definitivamente 10 mil unidades, lo que representa una pérdida de al menos 50 mil empleos directos

Ubicado dentro de los nuevos portales de Toluca, la pizzería “Barra 117” vive uno de sus peores años desde su apertura, pues sus ventas han bajado en un 90 por ciento. 

“Antes de la pandemia atendíamos de 200 a 250 personas durante el fin de semana, teníamos partidos en vivo, promociones de 2×1 y también contábamos con una pequeña terraza cualquiera podía venir a pasar un buen momento”, cuenta Alfredo, uno de los trabajadores de este local. 

Para seguir llevando ingresos a sus familias, los que aquí laboran decidieron turnarse durante la semana para poder trabajar. Anteriormente, esta sucursal daba empleo a 20 personas; hoy solo una se encarga de realizar los pedidos mediante las plataformas de comida rápida en las que pagan una alta comisión por el servicio. 

De acuerdo con Alfredo, la situación económica de la pizzería ha sido rebasada a causa del segundo cierre que se vive en la ciudad de Toluca –donde los contagios de covid-19 se mantienen al alza–. A esto se suman las deudas que arrastran desde el año pasado y que no han podido ser solventadas ni con los proveedores ni mucho menos con los trabajadores.  

“Veo muy complicada la situación. Ahora ya solo trabajamos para sobrevivir. Ya estamos desesperados: no hay dinero, no hay trabajo, hay muchas familias afectadas. Pedimos a las autoridades que nos dejen abrir con las medidas que teníamos antes, para poder generar ingresos”, concluyó. 

Desde el inicio de la pandemia en el Estado de México han cerrado definitivamente 10 mil unidades, lo que representa una pérdida de al menos 50 mil empleos directos, según estimaciones de las cámaras del comercio formal.