Skip to content Skip to footer

Detienen a Rubén Díaz, el agresor de Owen

La Procuraduría General de justicia del Estado de México logró la captura de Rubén Díaz Alamilla, ex policía de Cuautitlán Izcalli y presunto agresor del niño Owen, quien estuvo a punto de perder la vida el pasado 16 de mayo luego de las lesiones y quemaduras que le habría propinado su padrastro, hoy detenido.

Díaz Alamilla fue detenido en la comunidad de San Miguel, municipio de Tequixquiac, Estado de México, gracias a la denuncia ciudadana y a labores de inteligencia que permitieron rastrear su ubicación, según lo comentó esta mañana el procurador, Alejandro Jaime Gómez Sánchez.

Los delitos que se le imputan al agresor de Owen son lesiones agravadas y violencia intrafamiliar.

"Se le imputa el delito de lesiones agravadas en términos del Código Penal del Estado de México, será durante el proceso penal que el ministerio público encuadre las conductas que se las judicial en ese otros delitos de ser necesario, la penalidad que podría alcanzar es de nueve años de prisión", relató.

Fue así que después de 25 días de búsqueda, este sujeto que cuenta con antecedentes penales, fue localizado en el nororiente de la entidad.

De igual forma Gómez Sánchez admitió que independientemente de los trabajos de inteligencia, la denuncia ciudadana fue determinante para lograr la captura de Rubén Díaz, por lo que será inevitable la entrega de la recompensa de 250 mil pesos que en su momento ofreció la Procuraduría de Justicia para llegar a la detención de este sujeto

La violencia intrafamiliar de la que era objeto el pequeño Owen, señalan reportes oficiales, involucran también a su mamá la señora Irma Salazar, quien fue detenida días después de haber llevado al niño al hospital de Tlalnepantla e ingresada al penal de Cuautitlán Izcalli.

El pequeño se encuentra en estos momentos en rehabilitación en una clínica del

DIF del Estado de México y se espera que sus declaraciones ayuden a completar el proceso penal contra su padrastro Díaz Alamilla y su propia madre, Irma Salazar, ambos capturados y sujetos a proceso penal.