Skip to content Skip to footer

Dinero que era para salud pública, lo gastaron en publicidad, ceremonias y traslados.

ISEM gastó más en personal eventual que en trabajadores de base y recurrió al outsourcing

Toluca, Estado de México; 28 de mayo de 2019.- El año pasado, el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) destinó más de cien millones de pesos a los rubros de plaguicidas, abonos, fertilizantes, telefonía, internet, publicidad y propaganda, así como a transportación y alimentación de personal, ceremonias y congresos.  En contraparte, apenas erogó 3 millones 624 mil pesos en estudios y análisis clínicos a pesar de que, inicialmente se había previsto canalizar a ese rubro más de 103 millones de pesos, y aplicó solo 8 millones 324 mil pesos a instrumental médico y de laboratorio.

La mayor parte de los recursos del ISEM se destinan a gastos personales, con más de 15 mil millones de un presupuesto anual que es superior a los 29 mil millones de pesos.

Le siguen materiales y suministros con casi 6 mil millones, y servicios generales, con más de 4 mil millones de pesos, donde hay erogaciones por diferentes servicios, arrendamientos, reparaciones, viáticos y gastos diversos.

El ISEM registró un subejercicio superior a los 2 mil millones de pesos en el ejercicio 2018.

De acuerdo con la Cuenta Pública 2018 ese instituto gastó más en sueldos y salarios compactados para el personal eventual, con 3 mil 40 millones de pesos que en los sueldos base de sus empleados, a donde devengó 2 mil 336 millones de pesos. 

Además erogó mil 554 millones en subcontrataciones de servicios con terceros, aunque el documento no especifica cuáles.

Esos datos exhiben que el ISEM habría recurrido al llamado “outsourcing”, es decir, la contratación de servicios a través de terceros para que realicen alguna actividad y en la cual el personal no tiene relación laboral con el instituto.

Los gastos:

Algunos de los gastos que llaman la atención del ISEM en el año 2018 fueron: 27 millones 762 mil pesos en plaguicidas, abonos y fertilizantes; 2 mil 718 millones 199 mil 900 pesos en medicinas y productos farmacéuticos; 99 millones 778 mil 600 pesos, en energía eléctrica; 13 millones 691 mil en telefonía convencional, un millón 73 mil en celular y 6 millones 185 mil en internet.

También gastó 18 millones 53 mil pesos en arrendamiento de edificios y locales, 26 millones 343 mil en arrendamientos de vehículos, 288 millones 166 mil 900 pesos en servicios de vigilancia y 370 millones 51 mil pesos en servicios de lavandería, limpieza e higiene.

Para gastos de publicidad y propaganda, el ISEM erogó el año pasado 47 millones 481 mil 200 pesos, aunque había previsto más de 146 millones; otros 2 millones 175 mil pesos fueron en publicaciones oficiales y de información para difusión. En servicio de creatividad, preproducción y producción de publicidad destinó 700 mil pesos, 7 mil pesos en fotos y en servicios de creación, y en difusión de contenido a través de internet 174 mil 900 pesos.

Transportación y viáticos 

Según la Cuenta Pública, en transportación aérea el ISEM invirtió el año pasado 634 mil 600 pesos, en traslado terrestre 4 millones 114 mil 800 pesos, en alimentación en territorio nacional 21 millones 120 mil pesos y  en hospedaje nacional 287 mil pesos.

Para gastos en ceremonias oficiales y de orden social aplicó un millón 723 mil 900 pesos; en congresos y convenciones 8 millones 508 mil 300 pesos,  mientras 100 millones 964 mil 700 pesos fueron por sentencias y resoluciones judiciales. 

Gastos en 2018 del ISEM:

27. 7 millones en plaguicidas, abonos y fertilizantes

 2 mil 718 mdp en medicinas y productos farmacéuticos

99. 7 mdp en energía eléctrica

13.6 mdp en telefonía convencional

1 mdp en celulares

6.1 mdp en internet.

47.4 mdp en Gastos de publicidad y propaganda 

2.1 mdp en publicaciones oficiales y de información para difusión

634 mil pesos en transportación aérea 

4.401 mdp en traslado terrestre

21.1 mdp en alimentación en territorio nacional 

287 mil pesos en hospedaje nacional

1.7 mdp en ceremonias oficiales y de orden social 

8.5 mdp en congresos y convenciones