Skip to content Skip to footer

Mil pesos por votante, el costo promedio en las elecciones

El monto se divide entre las tres boletas que deposito cada elector lo cual significa que cada sufragio tuvo un costo de 334.66 pesos

En las elecciones del pasado 6 de junio del Estado de México los gobiernos federal y estatal invirtieron, a través de los órganos electorales, mil cuatro pesos para que cada elector acudiera a votar, eso implica que cada uno de los tres votos emitidos costó 334.6 pesos.

Si se consideran también los recursos privados involucrados en el proceso, el monto podría elevarse.

Lee también: ¿Sabes cómo se definieron los diputados plurinominales y cuánto nos cuestan?

En las elecciones locales acudieron a votar 6 millones 713 mil 654 ciudadanos y ciudadanas. Aunque 178 mil 822 generaron votos inservibles que fueron desechados, al igual que 7 mil 144 de candidatos no registrados, al menos en la elección distrital.

En total, se depositaron 20 millones 140 mil 962 votos en las urnas, de los cuales un tercio corresponden a la elección municipal, otro tercio a la distrital local, y otro tanto a la elección distrital federal.

Para organizar y desarrollar los procesos electorales existen varias instituciones y órganos, donde destaca, a nivel local, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) y el Tribunal Electoral de la entidad; además del INE, que opera en la entidad a través de la Junta local.

Toda esa estructura tiene como finalidad principal organizar elecciones y resolver los conflictos que se generen, por lo cual, para tener un monto aproximado del gasto por voto tomamos en cuenta el presupuesto que recibe cada instancia.

En el caso del IEEM son 3 mil 29 millones 445 mil 123 pesos, de los cuales una parte importante es para financiar a los partidos, y en especial, las campañas.

En tanto, el Tribunal Electoral local tiene para este año 350 millones 826 mil 283 pesos, con lo cual el costo de las instituciones mexiquenses creadas para renovar democráticamente los espacios de poder público ascendió a 3 mil 370 millones 271 mil 406 pesos. Solo faltaría contar a las fiscalías especializadas en delitos electorales.

De acuerdo con estudios del diputado federal Sergio Luna, las instancias federales reciben, en promedio, lo mismo que las 32 instancias estatales, lo cual equivaldría a multiplicar por dos ese monto, para sumar el gasto local con el federal. El resultado son 6 mil 740 millones 542 mil pesos, aproximadamente. 

Al dividir esta cantidad de recursos invertidos por los gobiernos, a partir de los impuestos pagados por la población, en los procesos electorales, entre el número de asistentes a las urnas (6.7 millones) el costo por elector se traduce en mil cuatro pesos.

Sin embargo, falta contar el recurso privado involucrado que todavía no se hace evidente, el cual no puede rebasar el financiamiento público, pero podría elevar el costo por cada elector. No todos los partidos, ni participantes llegan al límite de gastos, aunque legalmente pueden hacerlo.

Los mil cuatro pesos por cada elector que acudió a las urnas se dividen entre las tres boletas que depositó con sus tres votos, lo cual significa que cada sufragio tuvo un costo de 334.66 pesos.

En este análisis se toman en cuenta los montos presupuestales totales de cada institución porque las elecciones son su principal razón de existir, y para ello pagan salarios, rentan edificios, compran boletas y muchos otros productos necesarios para este fin, que inicia con la emisión de credenciales para votar.

Cada uno de los órganos tiene presupuesto asignado, lleva a cabo acciones para la promoción de la cultura democrática, entre otras actividades encaminadas a un solo fin: organizar y validar las elecciones.