Skip to content Skip to footer

Falta de apoyo amenaza cierre de cultivos de flor en Tenancingo

Jaime Martínez, productor de flor, expresa que el abono y el material para fumigar pasó de 500 a 2 mil pesos, en los últimos tres mes

Los productores de flor en el poblado El Zarco –ubicado en Tenancingo de Degollado– están en riesgo de perder sus cultivos. El nulo apoyo de las autoridades, el incremento del precio en la materia prima, falta de agua, bajas ventas y el regateo de los clientes son algunas de las causas de esta problemática.

El Zarco es una comunidad que se dedica –en su mayoría– a la siembra de rosas y otras flores desde hace más de 50 años.

No te pierdas: San Francisco Putla, la florería del Mictlán

Jaime Martínez, productor de flor, expresa que el abono y el material para fumigar pasó de 500 a 2 mil pesos, en los últimos tres meses. Situación que pone en riesgo más de una hectárea de tierra.

“Nos están robando, no solo necesito un bulto, son como 20 y eso no alcanza. No hay ayuda de nadie, es por nuestros propios medios“, lamentó.

Invernadero en El Zarco. Trabajadores colocan fertilizante sin protección. Fotos: Uriel García

Otra de las problemáticas que enfrentan es el desabasto de agua, un recurso de suma importancia para la floricultura.

“Necesitamos que nos apoyen, la agrícola nos está comiendo, necesitamos ayuda del gobierno, pero necesitamos algo para que nos hagan caso”.

Jaime detalla que en muchas ocasiones cuando salen a vender la mercancía han sido víctimas de robo: “como campesinos estamos bien quebrados, compradores les roban, les quitan sus camionetas, su dinero, te vienes a comprar y te roban”.

Bajas ventas

El proceso de la siembra de rosas es de un año. En este periodo el sembradío debe tener cuidados de fumigación para que las plagas no se coman la flor; sin embargo, se ven obligados a venderla a bajo costo.

“Ya no tenemos mercado para arriba, el mercado ya no da, das a 15 o 20 pesos las rosas y pagas 20 mil pesos semanales, de dónde va a salir”.

La distribución solo es en el centro de Tenancingo, los días de venta fuerte son los fines de semana, 14 de febrero, 10 de mayo, graduaciones y en diciembre.

Lee: Vivir de las flores, el comercio informal en Toluca

 “Ya no salimos adelante, solo somos 6 personas, necesitamos apoyo porque ya no alcanza”, expresó Valdemar Gutiérrez, campesino.

Durante el 2021, en el Estado de México se sembraron 863 hectáreas de rosa. Tenancingo se encuentra entre los principales municipios de producción de esta flor.

Abandono de los cultivos de flor en Tenancingo

La gran inversión, el regateo y las pocas ventas han provocado que productores pequeños cierren su fuente de trabajo. Un ejemplo es José, pequeño productor, quien desde hace tres años dejó de sembrar por diversos motivos, uno de ellos el tratamiento de la flor.

“Es mucho tratamiento la rosa, mucha atención, diario tiene que llevarla, a veces la rosa en Tenancingo está cara, a veces barata, y cuando está barata no sale para el mantenimiento”, expresó.

Invernaderos abandonados en El Zarco. Fotos: Uriel García

El negocio dependía de 5 personas, quienes tuvieron que adaptarse a otros trabajos: “a veces había, a veces no, era muy incierto, todo el año es de poca venta y mucha inversión”.