Skip to content Skip to footer

Investigan a curas de Tijuana por pederastia

El Vaticano ordenó a la Arquidiócesis de Tijuana, Baja California, suspender a cinco sacerdotes católicos a quienes investiga por estar relacionados con presuntos actos de pederastia, según informó a la prensa el Arzobispo, Rafael Romo Muñoz.

Sin embargo, reportes que citan al Consejo Prebisterial de esa ciudad fronteriza afirman que serían al menos 18 los curas señalados por el abuso sexual a menores.

“Es una investigación que se inició formalmente hace dos años y El Vaticano pidió que se hiciera lo que se llama las investigaciones previas.

Entonces se recibió un comunicado de la Santa Sede para que se haga con esto una investigación a fondo y en esto estamos. Uno de nuestros sacerdotes o algunos, no sé si sean varios, estuvieron recabando datos”, dijo el día de ayer Romo Muñoz.

Este martes, se informó que cuatro sacerdotes de la Iglesia católica de Tijuana fueron suspendidos por los señalamientos. Los curas se encuentran recluidos en la Casa del Padre, desde hace 15 días.

Se trata de Enrique Tenorio Pérez, párroco de la Iglesia de San Martín Caballero; Aurelio Castillo Aguilar, a cargo del templo Santiago Apóstol; Carlos Castillo, del templo del Santo Niño, y el italiano Danilo Pietro Zanini, párroco de la Iglesia de San José.

Al respecto, la Arquidiócesis de Tijuana dijo que mientras duren estos procesos, la emisión de un juicio definitivo queda reservada a las instancias competentes, cuando dichos procesos concluyan.

“Hasta el momento no hay ninguna sentencia definitiva por parte de la Santa Sede. Nadie puede ser inculpado hasta la culminación del proceso.

La Iglesia, como otras dignas instituciones, presume que toda persona por su dignidad y derechos es inocente hasta la demostración de lo contrario, lo que implica un juicio justo”.

A su vez, se informó que el sacerdote de origen alemán Jeffrey David Newell Lamber fue suspendido, por orden del Vaticano, de toda actividad eclesiástica y se le redujo al estado laical, por lo cual no puede oficiar misa, ni predicar.

Reportes de prensa refieren que Newell Lamber se refugió en California, Estados Unidos, donde anteriormente ya había sido acusado de abusar sexualmente de un chico, mientras se desempeñaba como ministro de jóvenes en la Arquidiócesis de Los Ángeles.

El padre Jeff, como le dicen los feligreses, llegó a Tijuana en 2010, y a partir de entonces se le designó como párroco de la Iglesia de Nuestra señora de la Encarnación.

Las mismas informaciones indican que los familiares de las víctimas denunciaron a los cinco sacerdotes años atrás, cuando se acercaron a la Arquidiócesis de Tijuana para externar sus quejas. Sin embargo, el Arzobispo Romo se negó a intervenir.

Ahora Romo dio a conocer a los medios que los involucrados están suspendidos temporalmente, y  detalló que será El Vaticano la instancia que determine si hay responsabilidad, y en su caso si se aplican sanciones contra los señalados.

El fallo del Vaticano será dado a conocer en las próximas semanas.

(Con información de SINEMBARGO.MX)