Skip to content Skip to footer

Investigan FGR y UIF a Arturo Peña Nieto por negocios inmobiliarios millonarios: Proceso

El nombre de Arturo figura en las nuevas investigaciones judiciales

Arturo Peña Nieto, hermano menor de Enrique Peña Nieto, es investigado por la Fiscalía General de la República (FGR) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por estar involucrado en negocios inmobiliarios con la empresa Homex; acusada por fraude en Estados Unidos.

De acuerdo con la revista Proceso, Homex se investiga por operaciones fraudulentas por 3.3 mil millones de dólares al emitir declaraciones falsas de sus inmuebles. Estas emisiones se dieron entre 2010 y 2013. Además se suman los contratos que obtuvo en Pemex, por instrucción directa del ex presidente Enrique Peña Nieto.

Lee también: Entre denuncias y escándalos, festeja Peña su cumpleaños 56 en el autoexilio

Según señala la publicación nacional, aunque durante el mandato de su hermano Arturo mantuvo siempre un bajo perfil para llevar a cabo operaciones millonarios en las oficinas de gobierno, su presencia y la de sus socios era constante. También tuvo un papel clave en la consolidación de los negocios familiares, ahora, sujetos a investigación por la FGR y la UIF.

La familia y los negocios

Enrique Peña del Mazo y María del Socorro Nieto Sánchez se afincaron en el Estado de México. Ahí formaron una familia constituida por ellos y sus cuatro hijos Enrique, Arturo, Verónica y Ana Cecilia.

El nombre de Arturo, de 53 años, con domicilio en el exclusivo residencial de Metepec, Club de Golf San Carlos, figura en las nuevas investigaciones judiciales.

El administrador de empresas comenzó su relación con la empresa investigada en EUA mediante la subsidiaria Comercializadora Cántaro, SA de CV, en la que aparece como administrador único. Esto según un documento del Registro Público de Comercio de Sinaloa, fechado el 11 de noviembre de 2009, durante la gestión de EPN en el Estado de México.

Tal vez te interese: Abogado de Peña Nieto envió miles de dólares a sobrino de Carlos Salinas: El País

Por su parte, Homex, es propiedad de los hermanos sinaloenses Gerardo, Julián y Eustaquio (Tato) De Nicólas. En 2010, según consta el documento al que tuvo acceso Proceso, los hermanos solicitaron su revocación del consejo de Administración de Cántaros para dejar la administración única a Arturo.

La investigación, que se presentó como reportaje de portada del número 2387 de la revista Procesos, detalló que Homex se vendió, en 100 por ciento, a un tercero. La transacción se dio el 20 de octubre de 2009, tras haber sido propiedad de Casas Betas del Centro, una subsidiaria de la inmobiliaria. En noviembre de 2009, el Diario Oficial de Sinaloa registró la presencia de Comercializadora Cántaros, a través de un aviso de reducción de capital.