Skip to content Skip to footer

Jaime Yakaman: la suave permanencia y el paso a la poesía

Desde muy joven, su canto y guitarra sonaron en festivales culturales, muchos de ellos en apoyo a las comunidades indígenas de Chiapas

Jaime Alejandro Yakaman es un rolero de Toluca, de esos que, desde los años noventa, fueron marcando el camino para otros. Un cantautor que –quizá por pasión, quizá por necedad– cantó en todas las nacientes peñas bohemias, en todos los lugares que fueron dando espacio a la canción de autor de este municipio.

Lee: El Premio Nobel y la poesía, una larga historia de amor

Desde muy joven, el canto y la guitarra de Jaime sonaron en festivales culturales —muchos de ellos en apoyo a las comunidades indígenas de Chiapas y al reciente movimiento zapatista— bares, fiestas, encuentros. Posteriormente, su propuesta musical se mantuvo por mucho tiempo hasta que años después, por razones de formación académica, emigró a Europa.

Este 2022, como casi cada año, Jaime Yakaman volvió al Estado de México para ofrecer algunos conciertos en la gira denominada: “Éxitos totalmente desconocidos de Gerardo Quesada, Jaime Yakaman e invitados”. También para mostrar parte de la labor poética que ha hecho, resultado de un trabajo, primero, de taller de canciones con Gerardo Quesada, luego con Gabriela Soberanis y, finalmente, con el poeta Miguel Ángel Hernández.

Presentación en Toluca de la gira: “Éxitos totalmente desconocidos de Gerardo Quesada, Jaime Yakaman e invitados”. Fotos: Patricia Ramírez.

En este trabajo poético –del cual dio una muestra en la Biblioteca Leona Vicario, en la ciudad de Toluca– Yakaman compone algunos versos cargados de imágenes, producto de la observación de ciertos entornos. Esta situación, menciona en entrevista para AD, puede estar relacionado con su visión de artista plástico, pues también es artista plástico.

“Una señal”

El último disco de Jaime Alejandro, “Una señal”, se grabó poco antes del inicio de la pandemia, con elementos que resultan nostálgicos. Es el caso de una colaboración con su padre, y de lo que realiza actualmente; la producción estuvo a cargo de Xoloescuincle-Yakana y fue grabado en Unirecord. Tuvo un tiraje corto porque la intención inicial era distribuirlo por las redes.

Jaime Yakaman, quien además de su labor como solista ha trabajado con Javier Corcobado —músico y escritor español—, afirma que hoy el trabajo poético ha ocupado un lugar importante en su vida; existe paralelamente a la escritura de canciones.

En términos creativos, Jaime se encuentra actualmente en al camino de publicar su primer libro de poesía, tiene algunos planes para hacerlo de manera conjunta con artistas plásticos; asimismo está en la realización de un nuevo disco que, especifica, “no tiene prisa”.