Skip to content Skip to footer

Lago, bosque, canchas, albercas y un chalet, así es la propiedad de Loret en Valle de Bravo

El inmueble comenzó a construirse en 2012 y su valor puede ser superior a los 120 millones de pesos

El rancho de Carlos Loret de Mola en Valle de Bravo tiene construido un chalet de 2 niveles de alrededor de 780 metros cuadrados, canchas de tenis y fútbol, albercas, huerto, invernaderos, bosque y hasta un lago artificial.

Imágenes del rancho la luna a la izquierda. Imagen satelital con posible trazo del terreno al centro croquis presentado por López Obrador y a la derecha fotografía aérea.

No te pierdas: Valle de Bravo, el municipio más deforestado del Edomex

En un recorrido por la zona, vecinos confirmaron que se trata de una propiedad del periodista, tal como informó AMLO. El inmueble comenzó a construirse en 2012 y su valor puede ser superior a los 120 millones de pesos.

Vista aérea del predio. Fotos: Jesús Mejía

La polémica

La existencia de un lujoso rancho y mansión —propiedad de Loret de Mola en Valle de Bravo— fue puesta a la opinión pública desde el pasado 6 de abril en la mañanera. La mención por parte de AMLO se dio en medio de una confrontación entre el presidente y la oposición. Esta se profundizó desde la publicación de un reportaje sobre la casa donde vivía el hijo del mandatario, José Ramón López Beltrán, en Houston, Texas.

“Acaba de llegar información de ciudadanos de Valle de Bravo que tiene una mansión en ese lugar de ocho hectáreas, 80 mil metros cuadrados, valuada en 120 millones de pesos. Tienen que aclarar cuáles son sus bienes todas las personas, que de una u otra forma, obtienen beneficios al amparo del poder económico y político. ¿Por qué no van a trasparentar sus bienes?”,  cuestionó el presidente.

La mención generó la respuesta de Loret de Mola, quien mediante un tweet reviró:

“Ah y aclaro también la otra mentira que dijo @lopezobrador_: no tengo 8 hectáreas en ningún estado de la república. Así que lamento decepcionarlo si andaba buscando expropiarme para dárselas a algunos de sus chamacos” [sic].

Al día siguiente el mandatario volvió a colocar el tema, con una aclaración respecto a la superficie del predio.

“Ayer hablaba yo de un periodista famoso, Loret de Mola. ¿Se acuerdan de aquello de que ‘todos somos Loret’? Hablaba yo de que tenía inexplicablemente muchísimo dinero, una gran fortuna; ponía yo de ejemplo que tenía un terreno de ocho hectáreas en Valle de Bravo. Y me equivoqué porque, en efecto, no son ocho hectáreas, ocho hectáreas es todo el terreno, pero se dividió. Él tiene nada más como tres hectáreas y media, como 35, 36 mil metros cuadrados, nada más que son como tres veces la quinta de allá de Palenque, que tiene 12 mil metros cuadrados. Este tiene 36 mil en Valle de Bravo y una casa, una mansión con una alberca. La casa esa que rentó José Ramón y su esposa y la alberca, pues parece una bañera en comparación de la alberca de Loret de Mola”.

Añadió que el vendedor del predio habría sido Miguel Limón Rojas, exsecretario de Educación en el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de Léon. Cabe mencionar que en los últimos años, la figura de Limón Rojas ha salido a relucir por una denuncia de despojo contra él, realizada por propietarios de predios ubicados en Petatlán, Guerrero. También, por las referencias que se hacen cuando se habla de su hija Lía Limón, alcaldesa de la delegación Álvaro Obregón en CDMX.

El camino al rancho

Para llegar al rancho es necesario avanzar por el “camino a los Álamos”, un trayecto de contrastes. En la entrada hay un anuncio del gobierno federal que señala que en 2017 costó más de 9 millones de pesos la construcción de su capa de rodadura con empedrado y paso peatonal.

Por esta ruta ahora circula una alta cantidad de vehículos de lujo, pero también trabajadores de a pie, quienes laboran en las lujosas residencias construidas en los últimos años.

Las personas originarias de la zona recuerdan los acelerados cambios con resentimiento. “La hicieron residencial y nos pasaron a fregar a nosotros, tiene como 6 años que cambió todo. Todo es más caro”, señala una de las vecinas que hoy vende alimentos a quienes trabajan en la zona.

Sobre el camino, en una superficie menor a los 300 metros cuadrados se encuentra una modesta escuela de Conafe, donde acuden  a estudiar niñas y niños de escasos recursos. Muy cerca está el rancho la Luna, con 34 mil 611 metros cuadrados.

“Sé que ahí vive, según entiendo el licenciado Limón le vendió a Loret arriba, donde es la luna; pero el rancho es hasta aquí enfrente. No tengo idea de cómo lo compró, si lo haya empeñado, pero de que es el rancho de Loret es ese”, explica un trabajador mientras señala los dos accesos que tiene el predio.

Y es que precisamente el predio denominado “Rancho la Luna”, fue dividido en dos el 11 de marzo del 2011, según hace constar el documento de subdivisiones autorizadas en ese año por parte del gobierno del Estado de México. Ahí se coloca como propietario del predio a Miguel Limón Rojas y Edmundo Rebollar Rebollar.

De acuerdo con imágenes satelitales, hasta ese año del 2011 el predio lucia como terrenos de bosque y de cultivo; sin embargo, su fisonomía empezó a cambiar durante el 2012, cuando se inició la construcción del rancho.

Imágenes satelitales del rancho “La luna”, izquierda año 2011 y derecha 2012. Google Earth

El valor de la propiedad

La mansión cuenta con una superficie de construcción aproximada de 780 metros cuadrados en dos niveles, según mediciones realizadas a través de la plataforma Google Earth y fotografías aéreas. Además de una zona con dos albercas que abarcan más de 50 metros cuadrados,  cancha de tenis, cancha de futbol, área boscosa, un huerto, cinco invernaderos y un lago artificial de 600 metros cuadrados.

Durante la mañanera, el monto estimado que dio López Obrador al predio fue de 120 millones de pesos; pero su valor podría ser superior. Vecinos explicaron que el costo del metro cuadrado en la zona actualmente va de los 4 mil a los 5 mil pesos. De esta manera tan solo el terreno podría alcanzar un valor de más de 138 millones pesos.

Daño medio ambiental

Pese a que también se han manifestado múltiples críticas al presidente López Obrador, por mencionar tan reiteradamente los cuestionamientos a Loret de Mola y haber tenido imprecisiones como el tamaño del predio, el pasado 13 de abril el mandatario volvió a poner el tema sobre la mesa.

“Vamos a seguir esperando el informe sobre este asunto porque, además, en el caso de Valle de Bravo era un bosque que lo talaron. Estamos haciendo referencia a 36 mil metros cuadrados, es bastante, casi cuatro hectáreas”.

Sin embargo, López Obrador volvió a caer en imprecisiones, pues señaló un presunto daño ambiental por tala en el terreno; pero de acuerdo con imágenes satelitales, el predio luce con prácticamente las mismas zonas clareadas desde el 2005, e incluso aumento de zona arbolada.

Imágenes satelitales del rancho “La luna”, izquierda año 2005 y derecha 2022. Google Earth

No obstante, donde sí podrían señalarse afectaciones es en lo relacionado al acaparamiento de agua. El año pasado fue denunciada por habitantes del municipio la existencia de más de 200 presas y lagos particulares, que influyen en la disminución de la disponibilidad de agua en la presa de Valle de Bravo que alimenta el sistema Cutzamala.

Lee: Bajos niveles de agua en las presas llevan al alcalde de Valle de Bravo a buscar intervención de la Conagua

Dicha práctica no solo se da en el Rancho la Luna, sino en predios aledaños, que también cuentan con estos espejos de agua, cuya construcción implica en muchos casos el desvío de los cauces naturales de los ríos.

Imagen aérea de la zona aledaña al rancho de Loret de Mola, se observan al menos seis lagos artificiales. Fotografía Jesús Mejía