Las millonarias propiedades de Peña Nieto en Edomex

Las millonarias propiedades de Peña Nieto en Edomex
Acumulados todos sus salarios suman un aproximado de 28 millones 879 mil 333 pesos. Un monto escaso si se compara con el costo de 86 millones de pesos que tuvo la llamada “Casa Blanca"

Al concluir su cargo como presidente de la República, Enrique Peña Nieto informó ante la Secretaría de la Función Pública que contaba con ocho inmuebles en el Edomex. Cuatro años después de finalizar su mandato y haber pasado los últimos dos en España, algunas propiedades siguen activas, otras han quedado en el olvido y unas más han pasado a la opacidad. Cada una de estas propiedades cuenta una parte de la historia de su ascenso al poder, sus vínculos familiares y sus negocios.

El ascenso

En 1984, un joven Peña ingresó a la Universidad Panamericana para estudiar Derecho. Ese año se afilió al Partido Revolucionario Institucional (PRI) que ejercía la hegemonía política en el Edomex y en la República. Para ese punto, según sus declaraciones patrimoniales, había pagado una casa de contado en el residencial Rancho La Asunción.

Te recomendamos: ¿Quién es Enrique Peña Nieto?

Casi una década después, en 1993, inició su carrera política como tesorero de la campaña a gobernador del Edomex de Emilio Chuayffet Chemor. Una vez que Chuayffet ganó, Peña se convirtió en secretario particular del titular de la Secretaría de Desarrollo Económico. En ese entonces –1989–, sus padres ya le habían heredado un extenso terreno en Atlacomulco y, contrario a lo que establece su declaración patrimonial, el Instituto de la Función Registral del Estado de México señala que compró un terreno en Valle de Bravo en 1988.

Pese a contar con estas propiedades aún distaba de ser de clase alta. Se le recuerda en 1995 conduciendo un VW Caribe blanco usado que le dio su padre. Desde entonces y hasta 2018 trabajó en el servicio público como secretario particular, secretario del gabinete estatal, diputado local, gobernador del estado y presidente de la República.

Acumulados todos sus salarios suman un aproximado de 28 millones 879 mil 333 pesos. Un monto escaso si se compara con el costo de 86 millones de pesos que tuvo la llamada “Casa Blanca”, presuntamente propiedad de su exesposa Angélica Rivera y uno de sus principales escándalos relacionados con conflicto de interés.

Escándalos y la posible caída

A los escándalos se sumó el de Odebrecht y la Estafa Maestra, que también pusieron en tela de juicio su gobierno. Sin embargo, nunca como hasta ahora, Peña Nieto estuvo tan cerca de que se formalicen procedimientos en su contra.

Los nuevos señalamientos que iniciaron hace casi tres meses cuando Pablo Gómez, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, dio a conocer la existencia de transferencias que Peña recibió de su hermana por 26 millones de pesos entre agosto de 2019 y octubre de 2021. Además señaló sus vínculos con dos empresas familiares, que han presentado irregularidades fiscales y financieras.

Posteriormente, se informó sobre una investigación contra su hermano Arturo Peña por los contratos inmobiliarios que realizó con la empresa Homex. También por la puesta en venta de la millonaria propiedad  de 13 millones de pesos –que adquirió en España– para obtener la llamada “visa dorada”.

Lee: Los escándalos del sexenio presidencial de Peña Nieto

Por si fuera poco, la Fiscalía General de la República anunció la existencia de tres investigaciones abiertas contra el expresidente por posibles delitos de corrupción, delitos de carácter electoral, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Por ello, este medio realizó un recorrido por sus propiedades para conocer el estado que guardan. Escuchar a sus vecinos y reconstruir la ruta que ha seguido, mientras se mantiene lejos del país y buscando, sin éxito, alejarse de la vida pública.

Propiedades en Atlacomulco

En el centro del municipio de Atlacomulco, en el “callejón de Aldama”, hay una placa que indica que el lugar fue remodelado en 2011, cuando Peña Nieto era gobernador del Edomex. Una de las ocho propiedades que  se vio beneficiada en esa vialidad fue la suya, de 338 metros cuadrados. Según su declaración, esta fue donada por su madre Ofelia Nieto Sánchez en diciembre del 2011 y tiene un valor de 455 mil 600 pesos.

Los vecinos indican que la propiedad es frecuentada semanalmente por una persona que acude a realizar las labores de limpieza. Sin embargo, no existen indicios de que se haya hecho alguna venta de la propiedad.

En este municipio existe otro inmueble que Peña reportó en su declaración como un predio rústico  de 58 mil 657 metros cuadrados, con un valor de 5 millones 117 mil 823 pesos. También fue heredado por su madre y está ubicado en el ejido Bombatevi. Sus vecinos señalan que esta propiedad se refiere a un extenso predio que luce abandonado y se extiende por una colina.

Sin embargo, también identifican otro terrero en el ejido Bombatevi que es asociado con Enrique Peña Nieto, su paso por la gubernatura, su abuelo y la empresa “Homex”.

El fraccionamiento Homex en Atlacomulco

“Esto es Homex, no sé por qué le pararon. Aquí estaba la constructora, duró instalada como 5 años”, explica uno de sus vecinos mientras camina por un extenso terreno en el que se observan residuos de materiales de construcción, lavaderos y un solitario tanque elevado.

Se trata de un terreno que sería parte del desarrollo inmobiliario que se construyó por etapas en el predio llamado “Atlacomulco Rancho Tic Ti”. Fue autorizado en 1983, según las actas de municipalización de la secretaría de Desarrollo Urbano.

De acuerdo con los testimonios recabados, el dueño original de esos terrenos fue Enrique Nieto Montiel. Un comerciante que fue presidente municipal de Atlacomulco de 1953 a 1954 y padre de Ofelia Nieto Sánchez, la madre de Peña Nieto.

En sus declaraciones Peña no hace mención de estas propiedades. Los vecinos asocian a que durante su paso por la gubernatura, lograron hacerse de las escrituras de los terrenos, pues desde que estaban en manos de su abuelo se trataba de una propiedad intestada.

Las actas de municipalización dan cuenta de que el desarrollo estuvo a cargo del Instituto Mexiquense de la Vivienda Social y fue entregado en 2016 al municipio. Sin embargo, entre las etapas construidas figura el “Fraccionamiento Homex”. “Se construyó con materiales que traían de Sinaloa”, recuerdan testigos, aunque desconocen por qué quedó inconclusa la última etapa.

Cabe recordar que la revista Proceso publicó un reportaje en donde señala que el hermano del expresidente, Arturo, es investigado por la Fiscalía General de la República (FGR) y la Unidad  de Inteligencia Financiera (UIF). Lo anterior por los contratos inmobiliarios que realizó con la empresa Homex –acusada en Estados Unidos de fraude por más de 3 mil millones de dólares.

Tras el abandono de Homex y el término de la gubernatura de Peña Nieto, los vecinos coinciden en que los predios e inmuebles ahora son de Banorte. Por lo que ya no tienen relación con la familia de Peña Nieto.

Fraccionamiento Homex en Atlacomulco

El rancho en Acambay

“Está bien que le investiguen, y si no por lo menos que devuelva la mitad o que le quiten algo de lo que tiene” expresa una vecina de Acambay. Ella –como otros testigos– guarda un especial resentimiento hacia el expresidente, por las profundas desigualdades e injusticias que le han visto de cerca. 

En su última declaración patrimonial Peña señala que posee un predio rustico de 24 mil metros cuadrados. Este le fue donado por su padre y que tiene un valor de “647 viejos pesos”, el cual recibió en 1989, cuando tenía 23 años.

Este terreno ha sido situado por medio de comunicación en Acambay, donde la familia de Peña Nieto posee un extenso rancho llamado “La laguna”.

“Son como de los hacendados de antes, son como herederos, todo es de ellos”, expresa una de las pocas vecinas del lugar. En los alrededores la mayor parte de terreno son hectáreas de cultivo de maíz hibrido, que se cultivan sin descanso.

Una presa de agua y dos construcciones son las referencias del rancho de la familia  Peña ubicado en San Pedro de los Metates, en un camino que va hacia Pueblo Nuevo. La extensión se cuenta por decenas de hectáreas, que son cultivadas por una decena de trabajadores, quienes emplean tractores y todo lo necesario para mantener una alta productividad.

Entre los testimonios de los vecinos saltan a la luz los detalles de que el principal encargado del rancho hasta hace unos años fue Arturo Peña Nieto. Él acudía al lugar escoltado por militares, cuando su hermano se mantenía en la presidencia de la República. Durante este periodo en el que la familia incrementó sus adquisiciones en la zona.

A Peña Nieto ya no se le ha visto en los últimos años. Sin embargo, aun lo recuerdan: “era un chamaco chico. No era grande, cuando estuvo trabajando de gobernador no sé cómo lo admitieron pero para mí era un niño”, expresa su vecina.

Una propiedad en Toluca

En la ciudad de Toluca, Peña Nieto reportó una vivienda de 150 metros cuadrados con valor de 611 mil 253 pesos. Esta fue donada por su madre en diciembre del 2011.

De acuerdo con una revisión en el Instituto de la Función Registral del Estado de México, la vivienda sigue en posesión del expresidente y es un condominio horizontal ubicado en el lote G-39 en San Pedro Totoltepec, casa 8, conjunto habitacional Sor Juana Inés de la Cruz.

De la donación que fue hecha por su madre -quien a su vez la recibió del padre de Peña-,  dio fe el notario número 81 de Toluca Jorge de Jesús Gallegos.

Sin embargo, no fue posible corroborar de qué propiedad se trata. Pues en el fraccionamiento Sor Juana Inés de la Cruz el acceso es restringido. Además, la dirección entregada por la función registral no coincide con la clasificación actual que tienen las viviendas.

Propiedades en Metepec

En Metepec, Peña Nieto cuenta con otro inmueble de 560 metros cuadrados de superficie, de los cuales 492 son de construcción. Este se ubica en el fraccionamiento residencial Rancho La Asunción, por el que pagó de contado 924 viejos pesos el 25 de octubre de 1982, cuando tenía 16 años.

Una consulta hecha por este medio al Instituto de la Función Registral del Estado de México, señala que la propiedad sigue en manos de Peña Nieto. La compra venta fue realizada a la inmobiliaria Pañhe, procedimiento del que dio fe el notario público número 3 de Tula Hidalgo, Edgar Pérez Paz.

En el documento generado por la búsqueda de folio real no consta el nombre de la calle y el número de la propiedad. Sin embargo, señala que se encuentra en el lote 56 sección VII y colinda con privada “de la Rosa”.

Cabe mencionar que en la actualidad una casa en un predio de 560 metros cuadrados en La Asunción, asciende a 9 millones 500 mil pesos.

Además, Peña Nieto tiene en Metepec un terreno de 2 mil 547 metros cuadrados. Este fue una donación de su madre en diciembre de 2009 y está valuado en 6 millones 964 mil 500 pesos. No obstante, se desconoce su ubicación exacta.

Las polémicas propiedades en Ixtapan de la Sal

El 27 de diciembre del 2005, Peña Nieto adquirió de contado una casa en el exclusivo fraccionamiento Gran Reserva Golf Resort & Country Club, en Ixtapan de la sal. La propiedad es de 2 mil 138 metros cuadrados y 466 m2 de construcción. Fue pagada de contado por 5 millones 611 mil 195 pesos, según su declaración patrimonial.

La compra que realizó EPN una semana después de ser gobernador le trajo una polémica al mandatario. Pues el diario The Wall Street Journal publicó que la residencia de fin de semana fue vendida al exmandatario por Roberto San Román Widerkehr. Él es un desarrollador de un club de golf exclusivo que posteriormente recibió contratos de obra pública por más de 100 millones de dólares.

La empresa Constructora Urbanizadora Ixtapan fue fundada en 1998 y antes de la gubernatura de Peña Nieto, sólo había obtenido varios contratos públicos menores en el Estado de México”, detalló The Wall Street Journal en 2015.

En 2018 la declaración patrimonial de Peña Nieto ya indicaba que la superficie construida de este predio pasó de 466 m2 a 850 m2. Además en ese año el Sol de México publicó el folio real electrónico de lo que serían dos predios de Peña en el Gran Reserva Golf Resort & Country Club. Uno de ellos relacionado con un fideicomiso de sus hijas.

Sin embargo, en la actualidad la revisión de los folios ante el Instituto de la Función Registral del Estado de México arroja en ambos casos que no están disponibles para consulta. Por esta razón, no puede constatarse en qué condiciones se mantienen estas propiedades y han pasado a la opacidad.

Valle de Bravo,  incongruencias

En Valle de Bravo, Peña reportó contar con un terreno de mil metros cuadrados, sin construcción. Este le fue donado por su padre en 1988 y fue valuado en 11 mil 200 viejos pesos.

Sin embargo, en 2015 Reauters dio a conocer que a diferencia de la declaración patrimonial oficial donde Peña  reportó que recibió la propiedad a través de una “donación”, o un obsequio, de su padre.

Una solicitud de información pública, mostraba que compró la propiedad en 1988 de manos de un tercero. Pagó 11.2 millones de pesos, o unos 5,000 dólares de esa época, según el registro.

Ante estos señalamientos, el gobierno de México respondió que el predio en cuestión fue adquirido hace 27 años por el padre de Enrique Peña. Cinco años después, decidió ponerlo a nombre de su hijo que, en ese entonces, tenía 22 años.

Este medio realizó una consulta al Instituto de la Función Registral del Estado de México, en donde se señala que el predio es propiedad de Peña Nieto. Además, que está registrado en el lote número tres, del rancho denominado «la Providencia» o «San Antonio«,  ubicado en la Calle Delicias sin número.

Y como señaló en ese entonces Reuters, la compraventa de la que dio fe el notario número 17 de Toluca Carlos Mercado Iniesta, fue hecha en 1988 por Peña Nieto a la vendedora Concepción Scougall Campos y no figura el nombre de su padre en algún procedimiento ligado al predio.

En campo los datos generados por la Función Registral no permitieron identificar la ubicación del predio en Valle de Bravo, por lo que no fue posible corroborar el estado en el que se encuentra esta propiedad.