Skip to content Skip to footer

Lo mejor del 1,2,3

1.- En el primer perímetro de Eruviel, no ven daño en su relación con el Presidente Peña Nieto.

El cálculo es permanecer bien en el ánimo presidencial y  estiman que eso es más que suficiente.

Y así podría haber sido… ¡Hasta ahora!

Pero no se ve que pueda haber mucha comodidad en Los Pinos, primero por el gran fracaso en materia de seguridad y segundo, por hacer el tema responsabilidad federal.

El gobernador viró del "atípico y temporal" al "yo no puedo solo, que entre la federación".

2.- Las razones para el nombramiento de Rocío Alonso en la Secretaría de Seguridad Ciudadana, son todo un misterio.

De la oscuridad burocrática, la inventaron como la persona que podría enfrentar al crimen organizado.

Esa ha sido una ocurrencia muy cara, tanto para el gobernador, como para la entidad.

Dice Alonso que no tiene los policías suficientes para dar seguridad, pero el Mando Único le da el control de 100 mil agentes, entre estatales, municipales y CUSAEM.

Y lo más hilarante del día: detiene, según ella, a 500 delincuentes por semana.

Hagan cuentas y no paren de reír.

3.- La buena noticia en materia de inseguridad es que el gobernador prometió buenas noticias.

En un cambio palpable de su discurso frente a este nocivo fenómeno, el mandatario asegura que no está cruzado de brazos ante el embate del crimen.

Pidió comprensión y paciencia.

Muy difícil que la gente se la conceda, sobre todo si se trata sólo de un discurso huérfano de acciones específicas, sobre las que nada informó.