Skip to content Skip to footer

Los 190 días que sacudieron a la UAEMex

En cada uno de los planteles se comprometieron a atender las demandas y a entablar mesas de diálogo.

Foto: Jesús Mejía.

El paro en la Universidad Autonóma del Estado de México detonó cuando se descubrió la participación de Daniel “N”, un alumno de la Facultad de Ciencias de la Conducta, en un negocio de venta de fotos íntimas –a trevés de una plataforma– de estudiantes y no estudiantes.

El viernes 21 de febrero, la Facultad de Ciencias de la Conducta (Facico) de declaró en paro. 

El 24 de febrero, el rector de UAEMéx se reunió con los estudiantes de Facico, quienes entregaron un pliego petitorio que buscaba la baja del alumno implicado en las denuncias por violencia cibernética.

En los días subsecuentes, otros organismos académicos se solidarizaron con el paro y colocaron en las facultades “tendederos de denuncia”, esto es, testimonios escritos de alumnas y alumnos denunciando acoso por parte de profesores y administrativos; se mencionaron nombres. 

El 26 de febrero Ciencias Políticas y Humanidades, en está última los estudiantes decidieron cerrar luego de un proceso de votación en el que la mayoría de administrativos y académicos decidieron ir a paro activo.
La Facultad de Artes entró en paro el 28 de febrero, también la Facultad de Arquitectura y Diseño; mientras estudiantes, administrativos y académicos votaban para saber si se unirían al movimiento, se publicaban –vía redes sociales– videos en lo que estudiantes mencionaban que “alumnos radicales” y no universitarios querían tomar el campus. 

El 4 de marzo, la Fcaultad de Planeación Urbana y Regional se unió al paro.El 5 de marzo, Antropología se unió al paro, ese mismo día, las autoridades de UAEMéx dieron un reporte: de un total de 51 profesores, entre hombres y mujeres, así como un alumno, denunciados por violencia de género en los planteles, 21 habían sido denunciados ante el Ministerio Público por acoso y hostigamiento sexual.

El viernes 6 de marzo se convocó a una asamblea interuniversitaria, ahí se conformó el Comité Coordinador de Lucha (Cocol), el mismo nombre que usó el comité conformado durante el movimiento universitario de 1976. El pliego petitorio emanado de esa, y otras asambleas,  unificaba las demandas a partir de tres ejes: combate a la violencia sexual, necesidad de democratización y transparencia en los recursos. 

El 10 de marzo, solo cinco días después de haberlo iniciado, Antropología levantó el paro, fue la primera facultad que lo hizo, “luego de que las autoridades de la UAEMex comenzaran a atender las demandas que presentó la comunidad estudiantil de este plantel universitario”.

El 12 de marzo, la Facultad de Arquitectura y Diseño reanudó actividades, en el pliego petitorio de los estudiantes de la FAD se solicitaba considerar como falta grave dentro del estatuto universitario la violencia sexual, el acoso y hostigamiento; seguimiento legal para los acusados de hostigamiento y acoso sexual al interior de la UAEM y aplicación de justicia en el caso de Daniel “N” y la presunta red de pornografía detectada tras la quejas en la Facultad de Ciencias de la Conducta.

El 17 de marzo, afuera de la Biblioteca Central de Ciudad Universitaria, los estudiantes convocaron al rector y a la prensa para hablar de una supuesta red de espionaje; Barrera Baca no asistió pero sí algunos directores de planteles en paro; en ese lugar, los paristas explicaron que entraron al Centro Juvenil Universitario –un edificio ubicado a la entrada de la Biblioteca Central– donde encontraron una base de datos que, desde 2012, contiene información de alumnos y profesores considerados “subversivos”, datos personales, así como la identificación de los paristas y el monitoreo de sus redes sociales.

El 18 de marzo, estudiantes de la Facultad de Planeación Urbana y Regional de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) decidieron, por mayoría de 202 votos a favor y 106 en contra, levantar el paro.

El 18 de marzo, los estudiantes, una vez más, convocaron a la prensa en la Facultad de Ciencias Políticas, la información se dio entre roces y dificultades para resolver cuestionamientos por parte de los paristas; se desconoció al rector como una personalidad para dialogar.

El 19 de marzo, la Facultad de Artes, regresó a las labores, según información de comunicación, luego de acordar que no habría represalias contra las participantes en el paro de labores y reanudar las mesas de diálogo para atender todos los puntos del pliego petitorio.

El 19 de marzo, también se convocó a una marcha, en el recorrido, el edificio administrativo y el de Rectoría de la Universidad Autónoma del Estado de México fueron apedreados y pintados; en la Cámara de Diputados se presentó el pliego petitorio, se pedía la destitución del rector.

Todo el proceso que llevó al paro se empató con la contingencia provocada por la pandemia de covid-19, a este respecto, las autoridades insistieron a estudiantes de Humanidades y Ciencias de la Conducta en que fueran entregadas las instalaciones.Humanidades entregó las intalaciones el 7 de julio, 131 días de haber entrado a paro. Los encargados de negociar la entrega fueron la secretaria de Rectoría, Janet Valero Vilchis y el abogado general, Raúl Ortiz Ramírez.

Los resultados

Las autoridades de la Universidad anunciaron siempre una diposición al diálogo, de acuerdo a su reporte Daniel “N”, fue dado de baja de la institución e hicieron el acompañamiento a las alumnas que decidieron interponer demandas en el Ministerio Público.

En cada uno de los planteles se comprometieron a atender las demandas y a entablar mesas de diálogo, así como a no tomar represalias en contra de quiene participaron en las movilizaciones. En el caso de Humanidades, de acuerdo a las autoridades, de las 84 demandas plasmadas en el pliego petitorio de la Facultad de Humanidades 47 fueron atendidas; 13 se atenderían en el corto plazo, 19 fueron consideradas difíciles de atender. Facico se mantuvo en paro hasta hoy, en un comunicado las estudientes mencionaron que luego de la primera mesa de trabajo con rectoría, se acordó mutua colaboracion y la entrega de las instalaciones “como muestra de apertura al diálogo” e intención de sumar al cumplimiento de las demandas plasmadas en el pliego petitorio.

Una de las autoridades que ejerció como negociadora, Janet Valero, ha sido sutituida –sin que se haya dado cuenta de si fue una destitución o renuncia, por Juvenal Vargas Muñoz, exdirector de Humanidades, como Secretario de Rectoría. Los estudiantes que mantenían paros en las facultades se comprometieron a dar seguimiento al diálogo y a vigilar el cumplimiento de las demandas; el semestre en la UAEMex comenzará con clases virtuales.