México, atrasado en reducción de pobreza

México fue uno de los tres países con el porcentaje de disminución de la pobreza más bajo de América Latina y el Caribe entre 2005 y 2012, y en el mismo periodo habría incrementado los niveles de indigencia, señala un informe de la Comisión Económica para la región (Cepal) difundido este lunes. El índice de […]

México fue uno de los tres países con el porcentaje de disminución de la pobreza más bajo de América Latina y el Caribe entre 2005 y 2012, y en el mismo periodo habría incrementado los niveles de indigencia, señala un informe de la Comisión Económica para la región (Cepal) difundido este lunes.

El índice de pobreza multidimensional bajó en el país de 43 a 41 por ciento de la población, apenas una disminución de dos puntos porcentuales.

Honduras registró un descenso igual al de México y El Salvador mantuvo los mismos niveles en la tasa de reducción de la pobreza multidimensional, integrada ésta por aspectos monetarios y no monetarios del bienestar, en el periodo de referencia.

El salario mínimo es un tema que no ha podido aumentar en las ultimas décadas… le ha pegado fuerte a las familias mexicanas, dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, al presentar el reporte Panorama social de América Latina 2014, en Santiago de Chile.

Es un panorama mixto, agregó, porque México ha tenido avances en diversos temas de pobreza multidimensional, pero en otros hay carencias.

El indicador de pobreza multidimensional de la Cepal considera cinco aspectos: empleo y protección social; educación; vivienda; servicios básicos, y estándar de vida, el cual incluye ingresos y bienes durables.

La medición, explicó Bárcena, reafirma que la pobreza persiste como un fenómeno estructural característico de la realidad de América Latina, a pesar de los avances logrados en la última década.

Para la totalidad de la región, la pobreza multidimensional se redujo en el periodo de referencia de 39 a 28 por ciento de la población. No obstante la baja de 11 puntos, ese nivel representa un estancamiento en el proceso de reducción de la pobreza, agregó Bárcena

La Cepal estimó que al cierre de 2014 unas 167 millones de personas se encontraban en situación de pobreza, de las cuales 71 millones sufrían extrema pobreza o indigencia.

En este caso, la extrema pobreza o indigencia aumentó de 11.3 por ciento en 2012 a 11.7 por ciento en 2013, lo que supone un aumento de tres millones de personas hasta afectar a 69 millones.

En el caso de México, la tasa de indigencia fue de 8.7 por ciento en 2005 y aumentó a 14.2 por ciento en 2012. El documento de la Cepal no incluyó los datos correspondientes a 2013.

Chile y Brasil reducen indigencia

Chile redujo su tasa de indigencia a 2.5 por ciento en 2013 desde una lectura previa de 3.2 en 2005; Brasil logró disminuirla de 10.7 por ciento hace una década a 5.9 por ciento en 2013.

La recuperación de la crisis financiera internacional no parece haber sido aprovechada suficientemente para el fortalecimiento de políticas de protección social que disminuyan la vulnerabilidad frente a los ciclos económicos. Ahora, en un escenario de posible reducción de los recursos fiscales disponibles, se requieren mayores esfuerzos para apuntalar dichas políticas, generando bases sólidas con el fin de cumplir los compromisos de la agenda de desarrollo post-2015, dijo Bárcena.

(La Jornada)