Skip to content Skip to footer

Mueren altos mandos de Hamas tras ataque aéreo 

Un ataque aéreo israelí en Gaza mató el jueves a tres altos mandos del brazo militar de Hamas, dijo el propio grupo, en lo que probablemente sea un gran golpe a la moral de la organización y un logro significativo para la inteligencia de Israel.

El ataque antes del amanecer destruyó una casa de cuatro pisos en la ciudad sureña de Rafá y mató a seis personas, entre ellas los tres altos mandos militares, identificados por Hamas como Mohamed Abu Shamalé, Raed Atar y Mohamed Barhum.

Israel dijo que Abu Shamalé, como comandante de Hamas en el sur de Gaza, había supervisado a los combatientes durante los enfrentamientos actuales. Atar estaba a cargo del contrabando de armas hacia Gaza y la construcción de los túneles de ataque, señaló el ejército israelí.

En 2006, Atar participó en la captura de un soldado israelí, Guilad Shalit, a través de un túnel de este tipo, según el comunicado. No se refirió a Barhum.

El ataque de Rafá se produjo apenas un día después de un intento israelí para matar al líder militar de Hamas, Mohamed Deif, en un ataque aéreo en una casa en la ciudad de Gaza.

La esposa de Deif y un pequeño hijo murieron en ese ataque, pero el ala militar de Hamas, las brigadas Izzedine al-Qassam, dijo que Deif no estaba en la vivienda en ese momento y estaba vivo.

Miles de palestinos marcharon por Rafá en la procesión funeral, haciendo disparos al aire, ondeando banderas y entonando consignas religiosas. Los muertos, envueltos en la bandera verde del Hamas, fueron cargados en hombros por la multitud.

Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamas, dijo que Israel "no logrará romper la voluntad ni debilitar a la resistencia", y que el estado judío "lo pagará caro".

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu elogió la "excelente labor" de la agencia de seguridad Shin Bet y la "precisión" del ataque efectuado por las fuerzas armadas.

Israel además aprobó llamar a 10.000 reservistas del ejército a reportarse. Pero no todos fueron convocados de inmediato, dijo una fuente militar.

Los ataques consecutivos a altos mandos militares de Hamas se produjeron después de que fracasaron las negociaciones indirectas entre Israel y Hamas en El Cairo.

Las conversaciones buscaban producir una tregua a largo plazo después de más de un mes de combates que han dejado más de 2.000 muertos palestinos, la mayoría civiles.

Del lado de Israel han muerto 67 personas, todos soldados a excepción de tres civiles.