Skip to content Skip to footer

PAN-PRI, ¿aún tiene pulso la coalición en Edomex rumbo al 2023?

Para Daniel Serrano, la diputada federal Ana Lilia Herrera es quien está tratando de “salvar ese barco.

¿Sigue viva la posibilidad de coalición PRI-PAN-PRD rumbo a las elecciones de 2023 en el Edomex, o habrá elección a cuartos?, se preguntaron los analistas del Conversatorio AD pues, refirieron, al menos el PAN y el PRI han manifestado la intención de que su candidato sea quien encabece la alianza o, de lo contrario,

“A mí me parecen cada vez más lejanas las posibilidades de que venga el reloaded de Va por el Estado de México”, respondió el periodista Mario García Huicochea, pues ambos partidos solo irán en coalición si su candidata o candidato la abandera, “esto cambia el escenario, la lectura electoral sería distinta. Con este aborto de la posible alianza habría cuatro opciones: sería Morena contra PRI contra PAN contra Movimiento Ciudadano, una elección a cuartos”. 

Para el dirigente morenista Daniel Serrano, la diputada federal Ana Lilia Herrera es quien está tratando de “salvar ese barco. Es ella quien desde el PRI ya habla de los gobiernos en coalición, como intentando ser una suerte de garante para el PAN y sumarlos a esta alianza con garantías de que habrá retazos”.

Lee: Si PAN y PRI no van juntos, no tienen ninguna posibilidad en Edomex

El distante proceso de renovación del PRI

Los analistas también se refirieron al proceso de renovación del PRI que, en contraste con el de Morena, ha pasado desapercibido, “no sé si así es su diseño”, cuestionó García Huicochea.

“Yo creo que están desperdiciando la oportunidad de darle vida al proceso, es una manera de hacerlo, pero están desperdiciando una oportunidad”, contestó el analista político Aníbal Mejía quien también consideró que esta estrategia busca ocultar las disonancias dentro del partido: “para dar efectos de que todo está controlado, está bien; para efecto de darle vida a un proceso, no”.

Te recomendamos: Trabaja PRI en campaña disruptiva

Serrano opinó que, en términos de mercadotecnia, esto daría una calificación reprobatoria al Revolucionario Institucional y coincidió con Mejía en que “es un gran desperdicio”.