Skip to content Skip to footer

Paridad de género en Edomex: ¿hay avances?

Uno de los principales obstáculos de las mujeres para ocupar cargos de poder es la violencia política contra ellas

En el Estado de México 47 de los 125 municipios están encabezados por mujeres; el Congreso tiene 38 diputadas y 37 diputados; es decir, hay mayoría femenina por primera vez. Además, hay 74 síndicas y 438 regidoras. Esto indica que la representación de las mujeres en la política ha avanzado en la entidad; pero ¿se traduce en mejores condiciones de vida para las mujeres y la garantía de sus derechos?

Uno de los principales obstáculos de las mujeres para ocupar cargos de poder es la violencia política contra ellas; es decir, la limitación o menosprecio que sufren en sus derechos electorales por cuestiones de género.

Por ello, han realizado una lucha histórica para tener mayor representación en los espacios políticos. Un ejemplo es la conquista del derecho a votar y ser votadas; de eso ya pasaron más de 65 años.

Te puede interesar: El sufragio femenino en México, una historia de claroscuros

¿Qué es la paridad de género?

De acuerdo con el IEEM, la paridad de género es un principio que establece “que los partidos políticos deben postular 50 por ciento de candidaturas para mujeres y 50 por ciento para hombres, tanto en el congreso federal, local y ayuntamientos, asegurando la representación y participación igualitaria en la vida democrática del país”.

El principio se incorporó en la Constitución Federal hace 8 años –en el 2014– y para garantizar su cumplimiento se dividió en tres ejes:

Vertical: alterna la postulación de hombres y mujeres en las candidaturas de ayuntamientos y diputaciones locales.

Horizontal: postulación igualitaria de hombres y mujeres en ayuntamientos y diputaciones locales

Transversal: distribución equilibrada entre mujeres y hombres a las candidaturas competitivas

Aunque la paridad de género está orientada al ámbito político, la participación y representación igualitaria entre hombres y mujeres debe darse en todas las esferas de la vida, como la económica y social.

Derechos pendientes en el Edomex

Si bien es cierto que las mujeres han sido discriminadas por cuestiones de género y han sido desplazadas de los espacios de poder, el incremento de su participación política no ha garantizado que los derechos para ellas se garanticen plenamente.

En el Estado de México todavía hay deudas pendientes:

  • despenalización del aborto,
  • acceso de las mujeres a una vida libre de violencia,
  • acceso a educación sexual y reproductiva,
  • prevención de discriminación por cuestiones de género
  • reducción de la pobreza

Hoy en día, el aborto está prohibido en el Estado de México y se castiga con cárcel a quienes decidan realizarlo. De hecho, el artículo 250 del Código Penal de la entidad sostiene que a las mujeres que voluntariamente se practiquen un aborto se les impondrá de 1 a 3 años de prisión. A esto se añade que si las mujeres interrumpen su embarazo para ocultar su deshonra se les impondrá de 6 meses a 3 años de cárcel.

Aunque feministas se articularon para que el aborto se aprobara en el 2021, la iniciativa no fue discutida en la LX Legislatura del Edomex, pese a que los diputados y diputadas que la conformaban –en su mayoría– eran de izquierda.  

A este retroceso en materia de derechos sexuales y reproductivos, se suma la violencia contra las mujeres.

De enero a mayo una mujer fue asesinada diariamente en la entidad.   De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en la entidad hubo 61 feminicidios y 89 homicidios dolosos femeninos.  Además,  6 mil 574 mujeres denunciaron ser víctimas de lesiones dolosas.

Uso político de la agenda feminista

Desde el ascenso del feminismo, en la entidad se ha utilizado este discurso para atraer a las mujeres; prueba de ello, es el Salario Rosa. En la entrega de este programa, el gobernador de la entidad, Alfredo del Mazo, ha declarado que está comprometido con las problemáticas que aquejan a las mujeres y con el salario rosa busca reconocer su trabajo.

Sin embargo, en una nota publicada por este medio se explicó que el programa busca utilizar un sector poblacional –las mujeres– sin que se tomen medidas eficaces que contribuyan a mejorar sus condiciones de vida.

Lee: Salario rosa, una promesa incumplida para combatir la pobreza de las mujeres en Edomex

Además, la actual secretaria de Desarrollo Social –dependencia que se encarga de entregar los apoyos– busca ser candidata a la gubernatura del Edomex.

Alejandra del Moral apareció en la portada de Forbes y fue reconocida como una de las 100 mujeres más poderosas de México. En entrevista para ese medio, señaló que tiene claro “la construcción de una sociedad en la que niñas y mujeres puedan vivir libres de violencia de género y tengan las mismas oportunidades que los hombres, salarios equitativos y la posibilidad de salir a la calle sin miedo”.

Sin embargo, hasta ahora, ni los argumentos de los diferentes partidos políticos, diputados, diputadas, titulares de secretarías ni funcionarios se ha traducido en que el Edomex sea una entidad progresista en materia de derechos para las mujeres.