Skip to content Skip to footer

Patrullas civiles, signo de hartazgo social

El surgimiento de autodefensas o patrullas comunitarias en diversos municipios, como en Xonacatlán,  representa una señal de alarma para los gobiernos municipal, estatal y federal, además de ser un reflejo del hartazgo social ocasionado por los discursos oficialistas  donde se resaltan “avances y logros” en materia de seguridad, cuando la realidad es contraria, afirmó Leticia Contreras Orozco, catedrática de facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México.

La presencia de este tipo de organizaciones –expresó- podría desencadenar un clima de mayor violencia al que se vive actualmente en la entidad, debido a que estos grupos están dispuestos a linchar o matar a los delincuentes.

“Me parece que es una señal de alarma que hay que atender de inmediato. Las autodefensas son una señal de que los gobiernos están fallando en sus ámbitos de competencia. Las autoridades no han asumido su responsabilidad, han dejado crecer el problema hasta límites impensables, el riesgo es caer en la justicia por propia mano”.

Agregó, la sociedad ha llegado al hartazgo, es inaceptable que se viva con miedo, mientras el discurso oficial resalta los "avances y logros" en materia de seguridad, sin embargo, las llamadas autodefensas son una aparente "solución" fuera del marco de la ley.

Uno de los problemas que visualiza la catedrática es que las patrullas comunitarias podrían extenderse a otros municipios, debido a la situación de inseguridad que se vive, aunque no se diga abiertamente.