Skip to content Skip to footer

Pedirá AMLO a Biden revisar caso del periodista Julian Assange

Aseguró que es un preso de conciencia y que es injustamente tratado

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció, durante la conferencia de prensa de este martes, que en su próxima visita a Washington pedirá a su homólogo Joe Biden revisar el caso Julian Assange, fundador de WikiLeaks, por la reciente autorización del gobierno británico para su extradición a Estados Unidos.

“Yo quiero plantear que sí voy a pedir al presidente Joe Biden que se atienda este asunto. Estoy consciente de que va en contra de grupos duros, severos, que hay en Estado Unidos, como en todos los países; pero también debe de prevalecer el humanismo.

El mandatario aseguró que Assange ha sido tratado peor que delincuente y que es vergonzoso.

“Es un preso de conciencia, es injustamente tratado; su ‘delito’ fue denunciar violaciones graves de derechos humanos en el mundo. Y, además, intromisión del gobierno de Estados Unidos en asuntos internos de otros países; eso fue lo que hizo Assange. Es el mejor periodista de nuestro tiempo, en el mundo”.

En ese sentido, calificó de decepcionante el papel de la justicia británica para proteger al periodista y que lo condene a estar de por vida en la cárcel, al entregarlo a la justicia estadounidense.

¿Y las libertades? ¿Vamos a quitar la estatua de la libertad de Nueva York? ¿Vamos a seguir hablando de democracia, de protección a los derechos humanos, de libertad de expresión? “.

Lee: Aprueba Gran Bretaña extradición de Assange a EEUU

Julian Assange enfrenta cargos por violar la ley de espionaje y hackear computadores del gobierno estadounidense; así como publicar miles de documentos y registros militares confidenciales, que, según las autoridades estadounidenses, ponían la vida de muchas personas en peligro. Podría enfrentar 175 años de cárcel.

“México le abre las puertas a Assange, en el caso de que se resuelva liberarlo; hay mecanismos para hacerlo”, reiteró.

El presidente también hizo un llamado a las Naciones Unidas y a todas las organizaciones de defensa de los derechos humanos para no guardar silencio ante este caso.