Skip to content Skip to footer

La inusual migración de pelicano blanco americano en Toluca

Viajan miles de kilómetros entre noviembre y abril desde Estados Unidos y Canadá  para refugiarse en las cálidas aguas del Lago de Chapala y la laguna de Cajititlán

La presencia de un grupo de más de 30 pelicanos migratorios en la laguna de palmillas ha generado sorpresa entre la población. En este cuerpo de agua, ubicado en la delegación de San Pablo Autopan, no se había observado un fenómeno similar.

Te recomendamos: ¿Buscas turismo sustentable? Visita Rancho El Amate, en Ocuilan

Se trata de una parvada de la especie Pelecanus erythrorhynchos; también conocida como pelicano blanco americano o pelícanos borregones que llegaron a Toluca. Su presencia en la laguna fue documentada por primera vez el 23 de diciembre a través de la plataforma www.naturalista.mx  por el usuario E. Soriano-Vargas.

Comúnmente estos pelicanos viajan miles de kilómetros entre noviembre y abril desde Estados Unidos y Canadá  para refugiarse en las cálidas aguas del Lago de Chapala y la laguna de Cajititlán, entre los estado de Michoacán y Jalisco; sin embargo, desde los años 90 tienen presencia en la zona lacustre de Xochimilco.

En la laguna de palmillas en Toluca, una parvada de pelicano blanco americano realizó una escala. / Fotos: Daniel Rodríguez

Una de las aves más grandes

La llegada de los pelicanos a Toluca se registró por primera vez en noviembre de 2020, en el parque Sierra Morelos, según el proyecto de ciencia ciudadana y red social en línea de naturalistas, científicos, ciudadanos, y biólogos: naturalista.mx.

Otros lugares donde se le ha visto es Villa Victoria, San Antonio la Isla y Almoloya del Río.

De acuerdo con la plataforma Audubon, estos pelicanos son de las aves más grandes de América del Norte, con una envergadura de 2,7 metros. Se alimenta de manera cooperativa en lagos de poca profundidad. A pesar de su gran tamaño, tienen un vuelo atractivo y sus bandadas a menudo vuelan al unísono lentamente trazando círculos a gran altura.

Estas aves consiguen alimentos al nadar en la superficie: sumergen el pico en el agua y extraen peces que colocan dentro de su bolsa. Durante la temporada de reproducción, buscan su alimento por la noche y ubican a los peces mediante el tacto, al sumergir el pico en repetidas ocasiones. En el día, es probable que localice a su presa con la vista. Puede buscar alimento de manera cooperativa, al alinearse para llevar a los peces hacia aguas menos profundas.

Pelicanos en Toluca se alimentan en laguna rescatada por la población

En la temporada de secas ––los primeros meses del año––, la laguna de palmillas lució con escasez de agua y una alta cantidad de basura. Esta situación preocupó a los vecinos, quienes iniciaron campañas de limpieza. La recolección de basura y las lluvias de hace unos meses, permitió que la laguna recuperara gradualmente las condiciones para albergar los peces que hoy permiten que los pelicanos se alimenten.

Es una de las especies de aves más grandes de América del Norte. / Fotos: Daniel Rodríguez