¿Qué tanto trabajan nuestros diputados?

Durante el primer periodo ordinario de sesiones, comprendido entre el  5 de septiembre y el 30 de diciembre de 2018,  los grupos parlamentarios  de la LX Legislatura del Estado de México presentaron 116  iniciativas de distinta índole, cuyo objetivo general es mejorar las leyes que rigen a la entidad y con ello, ofrecerle a la […]

Durante el primer periodo ordinario de sesiones, comprendido entre el  5 de septiembre y el 30 de diciembre de 2018,  los grupos parlamentarios  de la LX Legislatura del Estado de México presentaron 116  iniciativas de distinta índole, cuyo objetivo general es mejorar las leyes que rigen a la entidad y con ello, ofrecerle a la población mayor protección en diversos ámbitos.

Sin embargo, de esa cantidad solo diez de las iniciativas presentadas  por los diputados ya fueron aprobadas. El resto se mantienen bajo análisis en las diversas comisiones legislativas. Cabe señalar que en el periodo mencionado se puso a consideración un total de 288 iniciativas, de las cuales 25 fueron enviadas por el Ejecutivo del estado.

En ese primer periodo, en el que se realizaron 27 sesiones – 22 deliberantes y 5 especiales-  Morena todavía contaba con 38 diputados, con lo que tenía la llamada mayoría simple en el congreso local.  Su bancada presentó 34 iniciativas en el periodo referido, de las cuales solo se han aprobado 4  -hasta principios de 2019- y 30 siguen en estudio en comisiones.

Le sigue el PRD con 25 iniciativas, pero solo se les aprobó una a los legisladores perredistas mientras que las otras 24 continúan en análisis. El grupo parlamentario del PAN presentó un número similar de iniciativas, de las cuales dos fueron aprobadas y 22 se mantienen en comisiones.  En el caso del PRI solo se presentaron 6, se aprobaron 2 y 4 permanecen en estudio.

Sin embargo las dos que recibieron el visto bueno no requirió mayor esfuerzo por parte de los diputados ya que en una  se propuso escribir la leyenda “La Casa del Pueblo” en las dos puertas de acceso del Poder Legislativo, y en la otra se pidió declarar 2019 como el Año del Centésimo Aniversario Luctuoso de Emiliano Zapata Salazar. El Caudillo del Sur”.

Mientras  que el Partido del Trabajo puso a consideración del pleno legislativo 8 propuestas con una de ellas aprobada y 7 en estudio, el Partido Verde Ecologista  de México hizo lo propio con 15 pero a la fecha ninguna de ellas ha recibido el visto bueno de los congresistas. La misma situación es la que enfrenta  la bancada de Encuentro Social con sus cuatro iniciativas.

Entre las iniciativas que ya fueron aprobadas está la que presentó el 25 de octubre la diputada Ingrid Krasopani Schemelensky Castro, del Grupo Parlamentario del PAN para  reformar diversos artículos de la Ley para Prevenir, Atender y Combatir la Trata de Personas en el Estado de México, y que  apenas el pasado 5 de marzo recibió el visto bueno.

En la sesión de ese día, que ya corresponde al segundo periodo ordinario de sesiones, también se apoyó la iniciativa que el 11 de diciembre puso a consideración de los demás legisladores la diputada de Morena, Azucena Cisneros Coss, para terminar con los beneficios otorgados a los ex gobernadores,  como el pago de sueldos a su personal de apoyo.

Otras iniciativas presentadas en ese primer periodo de sesiones de la actual legislatura mexiquense tienen que ver con reformar, adicionar o modificar diversos ordenamientos de la entidad, como el Código Financiero del Estado de México. 

Además, se analizaron y se aprobaron las iniciativas de la  Ley de Ingresos del Estado de México para el Ejercicio Fiscal del Año 2019,  la Ley de Ingresos de los Municipios del Estado de México para el Ejercicio Fiscal del Año 2019, y la de decreto del Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado de México para el Ejercicio Fiscal 2019, que presentó el Poder Ejecutivo de la entidad el 20 de diciembre y aprobadas diez días después por los diputados, previo análisis de las comisiones de Planeación y Gasto Público, y de Finanzas Públicas.

En el primer periodo ordinario de sesiones los legisladores también se dieron a la tarea de analizar y aprobar lo referente a las tarifas de agua – diferentes a las del Código Financiero del Estado de México y Municipios- y lo relativo a las tablas de Valores Unitarios de Suelo y Construcciones para el ejercicio fiscal 2019 de los 125 municipios de la entidad.

En términos generales, la asistencia de los 75 diputados mexiquenses a cada una de las sesiones fue constante, con retardos que fueron de 1 hasta 13 de ellos -30 de octubre y 22 de noviembre-. Las ausencias siempre fueron justificadas, el mayor número de éstas se registró el 27 de  septiembre con 6 diputados.

Para el segundo periodo ordinario de sesiones que comenzó el pasado 1 de marzo, las fuerzas políticas representadas en el Congreso local sufrieron un reacomodo con la renuncia de 6 legisladores de sus partidos políticos: cuatro de ellos permanecen como independientes mientras los otros dos se cambiaron de partido.

Así, Claudia González Cerón dejó Morena para regresar a las filas del PRD, mientras que Julieta  Villalpando, quien primero fue panista y luego se fue al PT, decidió cambiarse ahora a Encuentro Social.
Sin embargo, su llegada provocó inconformidad entre los diputados de esa fracción, sobre todo porque la nombraron coordinadora de la misma, lo que dio como resultado la renuncia de cuatro de ellos, que ahora se manejan como diputados independientes.

De esa manera, la actual conformación de la LX Legislatura local quedó, hasta el momento, con 37 diputados de Morena, 12 del PRI, 8 del PT, 7 del PAN, 3 del PRD, y dos para Encuentro Social y el mismo número para el PVEM.

Quizá los cambios también modificaron la actitud de los propios legisladores, ya que de manera reiterada incurren en faltas de respeto durante la participación en tribuna de sus homólogos, lo que pone en aprietos para poner orden en el pleno a la actual presidenta de la mesa directiva del segundo periodo ordinario de sesiones, la diputada morenista Guadalupe Mariana Bernal.

Tal vez por eso y también para reivindicar la imagen de los diputados con la gente que votó por ellos, la diputada del grupo parlamentario del PRI, Iveth Bernal Casique, presentó  recientemente una iniciativa para que los legisladores mexiquenses cuenten con un Código de Ética.