Skip to content Skip to footer

Recibe Metepec primera visita de nuevo arzobispo de Toluca

Al evento también acudió el arzobispo emérito

Monseñor Raúl Gómez González realizó su primera visita como Arzobispo electo de la Arquidiócesis de Toluca, en el municipio de Metepec, en donde recibió de manos del alcalde Fernando Flores Fernández, a nombre del gobierno del municipio, las llaves de la ciudad.

El arzobispo electo de la Arquidiócesis de Toluca firmó el libro de Visitantes Distinguidos de Metepec. En el marco de la Primera Sesión Solemne de Cabildo celebrada en las Escalinatas del Calvario, momento que recibió esta primera visita oficial de quien, en unas horas inicie la nueva etapa pastoral.

Al evento también acudió el arzobispo emérito. Foto: Especial

Con la presencia de Francisco Javier Chavolla y el párroco Vicente Peñaloza Heras, así como de la presidenta honoraria del DIF municipal, Iraí Albarrán Segura, el alcalde Fernando Flores, destacó que la sociedad se encuentra en una condición de ausencia de fe. Además, que es notorio el alejamiento de los principios básicos de convivencia, de valores.

Lee también: En Metepec no hay crimen organizado: alcalde

Destacó que su gobierno trabaja para generar unión en la sociedad, con los ciudadanos para tener un mejor futuro, para hacer realidad los sueños y resolver los problemas en las comunidades a través de la unión de las familias.

El nuevo arzobispo recibió de las manos del alcalde las llaves de la ciudad. Foto: Especial

Fe y tradiciones

Abundó que, prueba de ello es la próxima realización del Paseo del Agricultura en honor a San Isidro Labrador, un acto donde prevalece la fe mediante las tradiciones.

Por su parte, Monseñor Raúl Gómez, resaltó que la esperanza se finca en la paz, la solidaridad y la empatía; recalcó que, desde la perspectiva cristiana desea que siempre sean artesanos para construir una ciudad mejor.

Acotó que, “no olvidemos que en el servicio nos podemos identificar mejor, en lo que somos, en lo que queremos, lo que necesitamos. Identificar en la vocación que llevamos con nosotros, que seamos servidores, el servicio a Dios será la mejor huella que podemos dejar en todos”.