Regala Congreso aprobación de reformas a Del Mazo

Toluca, México; 24 de julio de 2018. El actual Congreso mexiquense, en donde el Revolucionario Institucional es mayoría, pretende avalar en “Fast track” tres reformas de ley para su aprobación antes del 5 de septiembre, cuando finalizan las funciones del actual Poder Legislativo.  La primera reforma propone una restructuración de la deuda pública del estado, […]

Toluca, México; 24 de julio de 2018. El actual Congreso mexiquense, en donde el Revolucionario Institucional es mayoría, pretende avalar en “Fast track” tres reformas de ley para su aprobación antes del 5 de septiembre, cuando finalizan las funciones del actual Poder Legislativo. 

La primera reforma propone una restructuración de la deuda pública del estado, que asciende a 43 mil millones de pesos, y tiene como propósito mejorar las condiciones bajo los que están regidos 28 créditos del gobierno mexiquense; 20 de ellos con la banca comercial y los 8 restantes con la banca de desarrollo, las cuales representan un pago anual por más de 10 millones pesos. Alfredo del Mazo propone la implementación de bonos por 900 millones para costear el pago de la deuda. 

El gobierno busca modificar el Fideicomiso Maestro, mediante el cual se manejan los pasivos de la administración mexiquense; la Secretaría de Finanzas sería la encargada de realizar la reestructura económica con el propósito de reducir el costo anual de la deuda. 

La segunda iniciativa turnada al Congreso mexiquense estipula el cambio en el esquema de pensiones del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y municipios (ISSEMyM). Propone un nuevo sistema de pensiones para derechohabientes, prevé que se tenga una base sobre cuentas individuales. Las deducciones del salario del servidor publico por seguridad social tendrán un valor proporcional a dicha aportación más intereses generados por su vida laboral. 

El gobierno pretende resolver la crisis financiera del ISSEMyM, ya que el 73 por ciento del total de recursos del instituto se destinan al pago a 59 mil 610 pensionados. La nueva legislación daría la opción a los trabajadores para que escojan si la administración de sus ahorros los realicen afores de la banca privada o el gobierno del estado; sin embargo, no se hace mención que las pensiones serían administradas por empresas españolas fuera de México. Se propone que todos los servidores públicos contribuyan con una parte de su salario para pagar sus propias pensiones, dichas medidas solo serán aplicables para los nuevos burócratas. 

Por su parte la Reforma Universitaria, propuesta por el actual rector de la máxima casa de estudios de la entidad, Alfredo Barrera Baca, establece la incorporación de la promoción de la cultura física y la posibilidad de gestión de recursos adicionales a los presupuestos del gobierno federal y estatal, aunque el punto más polémico de dicha iniciativa es la reelección de los rectores y de los directivos mediante la consulta de los tres sectores universitarios, administrativos, catedráticos y estudiantes, y de esta manera extender su periodo al frente de Rectoría o algún organismo académico.

Estas iniciativas buscan ser avaladas por el actual Congreso mexiquense antes de que entre en funciones la nueva Legislatura, en donde el PRI y sus aliados no serán mayoría.