Skip to content Skip to footer

San Francisco Tlalcilalcalpan, una historia de memoria, organización y lucha

El tiempo de lucha de san Francisco Tlalcilalcalpan ha permitido que el movimiento se presente como un proyecto de gobierno emanado del pueblo, que está caminando y que empieza a definir sus autoridades

Desde hace más de dos años, San Francisco Tlalcilalcalpan lucha por convertirse en el municipio número 126 del Estado de México. Con marchas, plantones y otras formas de protesta han acompañado la demanda que las y los habitantes han presentado en mesas de diálogo con autoridades de distintos niveles e instancias de gobierno.

Edición: Jesús Mejía

Su planteamiento, que ha logrado llegar a mesas federales con Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación, y con Adelfo Regino Montes, director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), ha cobrado consistencia y perspectiva.

Te recomendamos: Tlalcilalcalpan: la perseverante lucha otomí
por la autonomía

El tiempo de lucha de las y los habitantes de San Francisco Tlalcilalcalpan ha permitido que ahora el movimiento no solo se presente con sus exigencias y demandas, sino como un proyecto de gobierno emanado del pueblo, que está caminando y que empieza a definir sus autoridades, así como a reivindicar su cultura y estructurar sus líneas de desarrollo político, económico y social.

Carlos Hernández Membrino, miembro de la Comisión Iniciativa de ley “Juan Corrales” y destacado miembro de su comunidad habla en entrevista sobre este camino.