Skip to content Skip to footer

Se dice que

Es prácticamente un hecho que la presidencia de la Junta de Coordinación Política de la LXI Legislatura del Estado de México, sea rotativa.

El Poder Legislativo era lo más importante que se jugaba en el terreno local en las elecciones del domingo anterior; no los gobiernos municipales. Desde esa perspectiva, por supuesto que Morena perdió lo más valioso que tenía y que PRI y PAN, se anotan una gran victoria, más allá de quién recibió más votos totales y logró más alcaldías. Visto así, el triunfo del prianismo es incontrovertible en el Estado de México.

*

Como se advertía, las minorías tendrán un rol definitivo en la construcción del control de la siguiente legislatura. A Morena y sus aliados les alcanza solos, tampoco al PRI-PAN-PRD, obligadamente necesitan pactar con el Partido Verde -que podría alcanzar hasta 3 diputados- y/o con Movimiento Ciudadano para sumar sus posibles dos diputados. Cualquiera de las 2 grandes coaliciones que logre convencerlo, ganará finalmente la partida que iniciaron en las urnas. Son los nuevos tiempos donde nadie tiene todo el poder.

*

Por el número de personas gobernadas, presupuesto, padrón electoral y potencia económica, Alfredo del Mazo se consolida como el más fuerte de los 4 gobernadores que le quedan al PRI, muy arriba de Miguel Riquelme de Coahuila, Adolfo Murat de Oaxaca y Omar Fayad de Hidalgo. Como figura dominante, en automático se vuelve presidenciable.

*

Aunque los resultados no son despreciables, tampoco son para destapar las botellas y bañarse en champagne. Isaac Montoya, el joven al que Mario Delgado envió al Estado de México como su delegado a operar el proceso electoral y que terminó plegándose a los intereses del senador Higinio Martínez, será diputado local y el presidente del consejo será Maurilio Hernández. Pero el incentivo también fue aplicado por el PAN para premiar a sus dirigentes mexiquenses, pues dará curul a Enrique Vargas y Jorge Inzunza; el PRI igual, que envía a cámara a Alejandra del Moral y Elías Rescala. Con un poco de suerte hasta el presidente del PVEM, Pepe Couttolenc, logra el mismo bono. Quien se quedará como el chinito, nomas milando, es el comandante del nuevo PES, Isidro Pastor, quien a pesar de haberse colocado en el primer lugar de la lista de plurinominales, ni así lo logró.

*

Es prácticamente un hecho que la presidencia de la Junta de Coordinación Política de la LXI Legislatura del Estado de México, sea rotativa. Un año para el PAN, otro para el PRI y otro para algunos de los aliados, que podría ser o no el PRD. Lo único por definir es quién va primero, quién segundo y quien tercero.

*

Juan Rodolfo y Gerardo Pliego se van con pena y sin gloria. Los saltimbanquis terminaron haciendo el ridículo, pero ambiciosos como son no sorprenderá que vuelvan a cambiar de camiseta y neceen en futuro, ya no azules ni guindas, quizá lo intenten disfrazados de Power Rangers y quien quita y así sí.